Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 

El que ahora se acostumbre pedir perdón por lo que otros hicieron, además con un arrepentimiento que ciertamente luce hasta conmovedor, pues lo acompañan con pucheros y toda la cosa; es verdaderamente patético…

Y se trae a cuento, porque una vez más la Igle$ia judía de Roma, es decir, el Estado Vaticano, tendrá nuevamente que pedir perdón por todas las barbaridades que acaban de ventilarse en el Reino Unido…

Pues tras una investigación llevada a cabo desde el 2015 por la Justicia escocesa; se dieron a conocer los abusos que durante 50 años sufrieron niños en los orfanatos de La Congregación de Las Hermanas de Nazaret…

En la  que se exponen completas las entrevistas con 39 personas que vivieron en diferentes orfanatos de la citada Congregación, y relatan que fueron abusados y abusadas indistintamente por curas y monjas; de manera repetida y durante años…

Sin omitir el señalamiento de niñas que habían desaparecido de los orfanatos sin que supieran más de ellas; y de un caso en el que una niña se suicidó después de haber sido golpeada por una monja.  Más las torturas físicas a las que sometían a los niños rebeldes o  problemáticos…

Por lo que la jueza de la Corte Suprema de Escocia, Anne Smith, tras corroborar durante el juicio que los abusos de curas y monjas llegó a “niveles de máxima depravación”; agregó…

“Las casas de Nazaret fueron para muchos niños lugares de miedo, de hostilidad y confusión, donde sufrían abusos físicos y eran psicológicamente degradados”…

 

Por lo que, ni tardos ni perezosos, atendiendo que la investigación se inició en 1933 y terminó en 1984, las monjas de La Congregación de Las Hermanas de Nazaret, emitieron un comunicado

 

En el que expresaron “su homenaje al valor de los sobrevivientes que dieron su testimonio”.  Lo que francamente algunos lo tomaron como una burla; pero en el comunicado agregaron…

Ninguna disculpa puede hacer justicia a su experiencia de la niñez o sanar esos recuerdos duraderos; y lamentamos profundamente haberles fallado en ese momento”.  Y concluye diciendo…

 

“Nos disculpamos de todo corazón y sin reservas a quienes sufrieron algún tipo de maltrato”…

 

Solo que las disculpas del Estado Vaticano tendrían que darlas desde su fundación, cuando literalmente se robaron del Imperio Romano los territorios que posteriormente fueron llamados los Estados Pontificios…

Pasando desde luego por Las Cruzadas en las que los Papas de turno ofrecían “Indulgencia Plenaria” a quien matara a un musulmán; los Siglos que duró la sangrienta Inquisición en la que hicieron gala de ingenio para torturar y asesinar causando el mayor dolor posible…

El sangriento episodio de Las Brujas de Salem; el genocidio cometido con la Conquista de América; la Guerra cristera; hasta llegar a los episodios de pervertidos pedófilos que cada semana aparecen desde que encabezó la lista moderna el tal Padre Marcial Maciel, fundador de Los Legionarios de Cri$to; un degenerado que fue capaz de violar hasta sus propios hijos y que en un triz estuvo de convertirse en un santo más…

A todo esto, pues siguen en las mismas -árbol que crece torcido…- en Xalapa, el mafioso de sotana acaba de admitir que “a pesar de los esfuerzos, no se han logrado erradicar completamente los abusos sexuales a menores”…

 

Pero eso sí, no cumplen con sus deberes; pues se supone que son los guías de la moral y la ética; y solo hay que ver cómo está México.  Pero le exigen al Gobierno resultados…

Al respecto del perdón que a cada rato tienen que estar pidiendo por sus delitos y bajezas, cabe agregar las palabras de Nicolo di Bernardo dei Machiavelli; más conocido como Maquiavelo (1469 – 1527) “Es de gran importancia disfrazar las propias inclinaciones y desempeñar bien el papel de hipócrita”…

 

Lo que no puede soslayarse, es que el arrepentimiento de un hipócrita; es de por sí una cínica hipocresía.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.