Xalapa- 2019-06-0509:29:14- Jesús Ruiz

 

El magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), Edel Álvarez Peña, se dijo dispuesto a repetir en el cargo si el pleno del Consejo de la Judicatura así lo determina, pues dijo que le gustaría ver cristalizados los proyectos de las ciudades judiciales.

 

“No es decisión mía, es decisión del pleno, jurídicamente puedo y que lo decida el pleno; yo soy un soldado”, declaró.

 

Lo anterior tras el respaldo del gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, al proyecto de las ciudades judiciales.

 

Reiteró que repetir como presidente no es su decisión, pues depende del resto de magistrados que integran el pleno del Consejo de la Judicatura, aunque la Ley sí se lo permite como ocurrió con Alberto Sosa Hernández.

 

El magistrado, que inició el periodo como presidente con el exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, sostuvo que le gustaría terminar el proyecto de las ciudades judiciales.

 

“Pues debería, pero yo estoy tranquilo, no creas, mis nietos me llaman”, ironizó Álvarez Peña, quien recordó que en diciembre termina su periodo como presidente.

 

Cabe recordar que al principio de la administración morenista, el gobernador dijo públicamente que no se reuniría con el magistrado presidente hasta descartar las sospechas que se tejieron en el marco del cambio de medida cautelar a exservidores públicos del duartismo, que uno a uno fueron abandonando Pacho Viejo.

 

Sin embargo, recientemente el magistrado presidente salió a declarar que el fiscal general había dejado abandonadas diversas órdenes de aprehensión concedidas por jueces locales.

 

Coloca a sus recomendados

 

El magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Edel Álvarez Peña ha sido señalado de ordenar a su antojo enroques de jueces por todo la entidad y causando derogaciones millonarias al tenerlos que reinstalar una vez amparados.

 

Según fuentes confiables, en los tribunales federales existen por lo menos 15 demandas de juicio de amparo contra la reubicación en sus fuentes de trabajo, o la orden de jubilación para los jueces bajo el argumento de haber cumplido 65 años. Otros por simple decisión de autoridad enviados a lejanos centros de labores, y así acomodar a “su equipo”.

 

La mayoría de los recursos interpuestos han sido ganados por los demandantes lo que ha significado que el Tribunal que encabeza Alvarez Peña deba cubrir los gastos de salarios caídos y prestaciones, que aunado a la derogación por remuneraciones a los “recomendados” del funcionario que colocó en el lugar de estos sean sumas millonarias.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO