Dra. Abigail Bello Gallardo

draabg170568@nullgmail.com

  

Los niños pueden tener cáncer en las mismas partes del cuerpo que los adultos. El cáncer infantil puede ocurrir repentinamente, sin síntomas tempranos, y tienen un índice de curación elevado si se detecta y trata a tiempo (Leer en: https://medlineplus.gov/spanish/cancerinchildren.html).

El cáncer más común en los niños es la leucemia. Otros cánceres que afectan a los niños son: tumores en el cerebro, linfoma (inicia en tejido linfático) y sarcoma del tejido blando.

El cáncer en niños es la principal causa de muerte por enfermedad entre 5 y 14 años de edad (Consultar: https://www.paho.org/hq/dmdocuments/2017/Cancer-infantil-en-MEXICO.pdf).

 En México, cada cuatro horas muere un niño por cáncer y se estima que anualmente se registran más de cinco mil nuevos casos.

En el mundo, cada tres minutos es diagnosticado un menor con cáncer (Revisar: https://www.elsoldemexico.com.mx/mexico/sociedad/nino-cancer-mexico-salud-dia-internacional-del-cancer-infantil-3066511.html).

 Los síntomas del cáncer infantil pueden ser los mismos que los de una enfermedad viral, bacteriana, parasitaria, alérgica o autoinmune. Se puede confundir con muchas enfermedades.

Síntomas

Posibles síntomas relacionados con el cáncer:

-Fiebre que no se relaciona con infecciones, pérdida de peso y apetito, palidez, fatiga, sangrados o moretones de fácil aparición, persistentes e inexplicables.

-Bultos en abdomen, pelvis, cuello y cabeza, extremidades, testículos, en ojos o en ganglios.

-Dolor en huesos, articulaciones, espalda y fracturas fáciles.

-Manchita blanca en el ojo, estrabismo (“bizco” de momento), ceguera o pérdida de visión.

-Cambios de conducta, trastornos de equilibrio, marcha, dolor de cabeza, agrandamiento de la cabeza.

-Cambios en el estado de ánimo.

-Vómitos por la mañana (Leer en: https://www.hospitalaleman.org.ar/prevencion/cancer-infantil-la-deteccion-precoz-es-clave-para-la-cura/).

A veces, el médico puede detectar los síntomas iniciales del cáncer en una revisión de rutina. Sin embargo, algunos síntomas del cáncer (como fiebre, glándulas inflamadas, infecciones frecuentes, anemia o moretones) pueden aparecer en otras enfermedades o infecciones infantiles que son más comunes que el cáncer. Por este motivo, es posible que, cuando aparecen los síntomas de cáncer, tanto los médicos como los padres crean que se trata de otras enfermedades de la infancia.

Una vez que se diagnostica el cáncer, es importante que los padres busquen ayuda médica especializada para que el pequeño inicie su tratamiento, lo antes posible

https://kidshealth.org/es/parents/cancer-esp.html

El especialista en cáncer de niños es el oncólogo pediatra junto con un grupo multidisciplinario de especialistas.

Tratamiento

El tratamiento puede incluir medicamentos, hospitalizaciones contantes, cirugías, trasplantes de médula ósea, radiación y/o quimioterapia.

La duración de la quimioterapia y el tipo y la cantidad de fármacos que se utilizan depende del tipo de cáncer y de la respuesta del niño al tratamiento.

Todos los tratamientos son diferentes; por lo tanto, un niño puede recibir tratamientos de quimioterapia todos los días, una vez por semana o una vez por mes.

Los médicos también recomiendan ciclos de tratamiento, que permiten que el cuerpo descanse y se recupere entre los períodos de quimioterapia.

Todos los medicamentos que se utilizan en la quimioterapia implican riesgos para la salud tanto a corto como a largo plazo.

En el corto plazo, después de recibir quimioterapia, un niño podría tener: náuseas, vómitos, caída del cabello, cansancio (agotamiento), anemia, sangrado anormal, daño en los riñones, problemas menstruales, entre otros riesgos.

Como la quimioterapia destruye la médula ósea (ésta ayuda al sistema inmunitario o de defensa del cuerpo), el riesgo de sufrir infecciones es mayor. Algunos medicamentos irritan la vejiga y pueden provocar sangrado en la orina, pérdida de la audición y daño en los riñones. Otros pueden provocar problemas en el corazón y en la piel.

El cáncer en los niños es difícil de prevenir. Exámenes con el médico genetista pueden ayudar a saber las probabilidades o el riesgo de que un niño tenga cáncer y tomar medidas preventivas al respecto.

En otro asunto, como siempre, insisto en la imperiosa necesidad de que todas las instituciones de salud en México informen a la población de manera sencilla, breve y frecuente acerca de las enfermedades, y cómo prevenirlas o controlarlas, a través de todos los medios de comunicación masivos; además de promover políticas públicas adecuadas para lograr la eficiente prevención y control de las enfermedades o de sus complicaciones.

Por último, les invito a ver y a participar en el programa de Televisión por Internet ‘Especialistas Médicos al Cuidado de su Salud’. El próximo viernes, a las 20 horas, nos acompañará el especialista en uroginecología, doctor Ramón Mendoza Vázquez, con el interesante tema: ‘Incontinencia urinaria en mujeres’. Lo transmitiremos a través de Internet por: www.emcs.com.mx; y vía Facebook Live por: Especialistas Médicos al Cuidado de su Salud y Revistasinrecreo.com; por Twitter @EMCS_Oficial; y por YouTube: Especialistas Médicos.