El pasado 18 de junio se informó sobre la detención del exfutbolista francés, Michel Platini, quien además ha fungido en su momento como presidente de la UEFA y vicepresidente de la FIFA. La aprensión del astro francés se efectuó por supuestos actos de corrupción para atribuir el mundial de 2022 a Qatar. Desde 2016 fue abierta la investigación preliminar por sospechas de corrupción a los mundiales Rusia 2018 y Qatar 2022. Por el momento Platini se encuentra vetado de cargos en clubes y federaciones.

Luego de su detención bajo el mote de “custodia técnica”, Platini fue puesto en libertad tras doce horas de interrogatorio. Los señalamientos narran sobre los días previos a la votación para elegir las sedes de los mundiales de 2018 y 2020, en los cuales Michel Platini sostuvo una reunión con Nicolas Sarkozy, entonces presidente de Francia, Tamim Ben Hamad Al Thani, emir de Qatar y el entonces jeque Hamad Ben Jassem.

Entre otros acuerdos comerciales concretados en dicha reunión, se presume la compra de votos por parte de los qataríes con el fin de favorecer al país asiático. Luego de la votación, Qatar superó a Estados Unidos con un total de 14 votos sobre 8 del país americano. Cabe mencionar que el siguiente día de la elección de sedes, la prensa inglesa saco a la luz pruebas sobre la corrupción a la que habían sucumbido miembros de la FIFA, además de que en 2013 la revista, France Football, destacó el papel de Francia para la atribución del mundial a Qatar.

En su momento Joseph Blatter dijo que Sarkozy obligó a Platini a votar por Qatar, a pesar de que ya había un “acuerdo diplomático” para votar a Rusia en 2018 y a Estados Unidos en 2022. Asimismo, se ha abierto investigación para conocer la implicación de Nicolás Sarkozy en el cohecho.

LBP Noticias