Aunque se han registrados ligeras lluvias en la ciudad las altas temperaturas se continúan sintiendo, por lo que diariamente se logran tener superiores a los 30 grados, por lo que los ciudadanos continúan tomando precauciones para no verse afectados.

 

Ante ello el director de Salud Municipal, Josué Andrade, pidió a la población extremar cuidados para evitar deshidratación y golpe de calor, principalmente en niños y personas de la tercera edad.

 

Informó que el golpe de calor afecta principalmente a los pequeños y ancianos, y este se produce por la exposición prolongada a las altas temperaturas, causando deshidratación y malestares relacionados con el descenso de la presión arterial.

 

“El calor puede resultar agradable pero en exceso llega a producir serios problemas, en este caso el golpe de calor se origina cuando la temperatura corporal sube por encima de los 40 grados, muy arriba de los 37 que es el estándar en el que funciona el cuerpo humano y dejando a un lado los mecanismos que regulan la temperatura, dando paso a la perdida de abundantes líquidos, daños neurológicos e incluso hasta la muerte”, señaló.

 

En este sentido, se exhorta a la población a extremar cuidados para prevenir estos padecimientos, tomando en cuenta las siguientes recomendaciones: tomar suficiente agua, en caso de los niños al menos un litro y los adultos dos litros diarios, no exponerse al sol y usar ropa de colores claros.

 

 

CelenneGonzález/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO