• Se lo sellan de recibido el 1 de febrero

La corrupción y el desfalco en el Colegio de Bachilleres de Veracruz no era sólo cosa de Erika Ayala Ríos, la secretaria general del Suitcobaev, los directores y administrativos fueron cómplices. ¿Acaso se cree usted que los cientos de aviadores anotados en cualquiera de las tres nóminas que se manejan, una la institución, dos el sindicato, iban a pasar desapercibidos por tantos años? Claro que se daban cuenta, claro que ellos mismos negociaban con Erika Ayala para ver de qué tamaño les tocaba la rebanada del pastel.

Documentos que nos hicieron llegar avalan que, para obtener dinero, a Erika Ayala sólo le bastaba pedir, mandar un oficio, y recibir. Pongamos como ejemplo el oficio SFcs/05/17, fechado el día 9 de enero de 2017 y dirigido al director administrativo Noé Rodrigo Hernández Hernández. En este oficio, tres días después de la fecha de Reyes, Erika Ayala pidió un millón 133 mil 153 pesos, para hacer un festejo a los niños. Pero un detalle es interesante, el documento tiene sello de recibido del 1 de febrero de 2017.

Pongamos las cosas en orden: Piden más de un millón de pesos el día 9 de enero, para un festejo que ya pasó el 6 de enero, pero lo llevas a administración el 1 de febrero, que es cuando te lo sellaron. Si esto no es transa, no sabemos que lo será. Por supuesto no hubo tal festejo, ese dinero seguramente fue a parar a los bolsillos de la líder del Suitcobaev y para los administradores y el mismo director del Cobaev en ese entonces. Y así operaban, Erika pedía, el Cobaev le daba y entre ellos se repartían.

LBP Noticias