No fue difícil descubrir el método de investigación de la Contralora Lesli Garibo para descartar el posible nepotismo entre el gobernador Cuitláhuac García y el subsecretario de Finanzas Eleazar Guerrero. Fuentes bien informadas nos relatan que la inteligente Contralora, quien puede ser muy mala para maquillarse, pero muy buena para las películas de misterio, pidió una copia de la credencial de elector del gobernador Cuitláhuac García y una copia de la credencial de elector de Eleazar Guerrero Pérez. Con la inteligencia de una mujer superdotada, con un coeficiente intelectual de más de 160 (semejante al de Stephen Hawking), Lesli Garibo miró detenidamente las dos credenciales de elector; para ello utilizó una lupa de joyero. Vio los detalles de la credencial de elector, las fotografías, las marcas de seguridad, los números de registro, las fechas de caducidad y de repente, encontró lo que estaba buscando. Lesli Garibo, la superdotada contralora descubrió que Cuitláhuac se apellida “García Jiménez” y Eleazar se apellida “Guerrero Pérez”. El sudor de la contralora le perlaba la frente, de repente se le abrió el cielo de la inteligencia, una paloma bajó y le dio el mensaje: “No pueden ser parientes porque no tienen el mismo apellido”. Exhausta la Contralora mordió su labio inferior. Una sonrisa de satisfacción iluminó su rostro. Llamó a los asistentes para que grabaran ese momento en video. Aleluya, un logro más para la Contraloría del estado, pues con esta investigación puso toneladas de tierra encima de la suposición de que el gobernador estuviera cometiendo nepotismo. Claro, con esta misma lógica debemos suponer que todos los que se apellidan García o Jiménez son parientes del gobernador; pero ese es otro pedo.

Cuitláhuac García condiciona su presencia en reunión de empresarios; caprichoso pidió que no estuviera Winckler

En el noticiero de Ciro Gómez Leyva se reveló que una reunión programada con empresarios en la que participaría el gobernador Cuitláhuac García, éste, de manera muy infantil condicionó su presencia a que se retirara el fiscal Jorge Winckler. Y así fue, Cuitláhuac García sigue poniendo por delante sus vísceras que su cerebro. En entrevista con Ciro Gómez Leyva el fiscal Winckler confirmó que por esa razón él va a tener una reunión aparte con los empresarios, reunión que se llevará a cabo el próximo lunes. Sobre la actitud infantil de García Jiménez, Ciro Gómez Leyva comentó: “Qué difícil mantener una relación así con el gobernador (…) es un gobernador que no te quiere”. El fiscal de Veracruz comentó: “De mi parte no ha habido ningún conflicto, desde el día uno ha habido apertura para trabajar por el bien de Veracruz, no tengo ningún tema ni personal ni de ninguna índole, el quizá tiene otra idea, pero para confrontarse se requieren dos personas y yo no estoy en el ánimo de librar una confrontación con alguien que es el gobernador del estado”. Por supuesto, la actitud del gobernador de Veracruz no va a cambiar, pues a Cuitláhuac García no le interesa la seguridad y la paz de los veracruzanos, lo que le interesa es cumplir sus caprichitos infantiles.

La Conade de Ana Gabriela Guevara, un marranero; salió fina para el varo la velocista de la Cuarta Transformación

Lo primero que hizo Ana Gabriela Guevara al llegar a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte fue quitar al equipo de metodólogos que son especialistas en las diferentes áreas deportivas los cuales analizaban la viabilidad y los costos de los eventos propuestos por cada federación deportiva de la Conade. Ana Gabriela Guevara los quitó porque estorbaban a sus intereses, que era manejar los recursos del Fodepar, Fondo Deportivo para el Deporte de Alto Rendimiento. En su lugar Ana Gabriela Guevara puso a un grupo de amigos e incondicionales; en la titularidad de la Fodepar puso a su contador. De acuerdo con un reportaje muy completo de la revista Proceso, mediante este fondo y estos empleados incondicionales, la funcionaria del deporte de la Cuarta Transformación se ha estado llenando de dinero. La triangulación la han hecho muy simple, pues de manera mañosa están contratando para todos los eventos a tres empresas que son propiedad de amigos de Ana Gabriela Guevara. A estas empresas de transporte, hidratación y agencia de viajes le contratan servicios con sobreprecio que después deben reembolsar. Ese reembolso va a parar a manos del contador de Ana Gabriela Guevara. El reportaje de Proceso muestra una vez más que no todos los funcionarios de López Obrador están comprometidos con la Cuarta Transformación ni con la doctrina de no robar, no mentir y no traicionar que tanto predica el presidente de México.

Armando Ortiz aortiz52@nullhotmail.com