Madres, hijas y esposas de los policías municipales detenidos por elementos de la Secretaría de Marina y de Seguridad Pública exigieron al gobernador Cuitláhuac García Jiménez sean regresados sanos y salvos, ya que tienen conocimiento de que los mantienen incomunicados, además de que no descartan que hayan sido golpeados.

Preocupadas y con lágrimas en los ojos, las mujeres acudieron esta mañana de miércoles al Palacio Municipal de Mixtla para pedir el apoyo de la alcaldesa Margarita Montalvo Acahua, que intervenga ante el Gobierno del Estado y puedan visitar a sus esposos e hijos, ya que a tres días de habérselos llevado se encuentran en la incertidumbre.

A pesar de que el gobierno estatal argumentó que fueron concentrados en Xalapa para una evaluación, ellas afirman tener conocimiento de que con ese pretexto se han llevado elementos de otros municipios “y jamás los regresan”.

“Algunos de ellos no tienen cuando mucho un mes de haber estado en Xalapa para su respectiva evaluación. Esta vez fue diferente, solo se los llevaron así, sin avisar, sin ropa. Solo una vez han hablado para decir que están bien pero nosotras tenemos duda, y lo que queremos es verlos y verificar que están bien y que no los hayan golpeado”, externaron.

Una de las mujeres dio a conocer a la alcaldesa que tiene una menor enferma y dependen de lo poco que gana su esposo, por lo que de no regresar ellas quedarían en el desamparo.

“Si es necesario acudiremos ante Derechos Humanos para denunciar y también pedir apoyo”.

Cabe hacer mención que hasta el momento la autoridad estatal no ha informado sobre la situación de los elementos concentrados.

GuillermoCarreón/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO