Veracruz- 2019-06-2512:11:49- Laura Morales

 

Familiares de pacientes con insuficiencia renal se quejaron por la subrogación que hizo el IMSS del servicio de hemodiálisis al Centro de Diagnóstico Covadonga.

 

Acusaron que la clínica ofrece un mal servicio y temen porque sus familiares no reciban el tratamiento adecuado.

 

La mamá de Saraí Hernández es paciente desde el año pasado, hasta la sesión pasada fue atendida en Gifyt donde su salud mejoró sustancialmente, sin embargo, el viernes fue notificada de que su atención fue cambiada de instalaciones

 

“Hoy llegamos y no había la atención, no tuvieron ni recepcionista, la persona de enfermería no nos atendió. Son personas de alto riesgo. La sesión es como de 30 pacientes, mi mamá necesita tres sesiones a la semana. Nos citan media hora antes, 5:30 de la mañana y aparte vienen con complicaciones”.

 

Pidieron que el servicio subrogado sea para Gifyt donde se sienten más seguros.

 

Rafael Guevara acusó que el personal de Covadonga presuntamente no se encuentra preparado para atender a los pacientes de insuficiente renal.

 

“El problema que tenemos es que la gente no tiene capacidad de atención. Venir aquí les da miedo porque el año pasado murieron aquí 8 pacientes y el antepasado 7. Aquí mandaron a mi esposa dos veces en casi coma y casi se muere, incluso la desahuciaron por el pésimo servicio de aquí. Eso me preocupa porque no se que ha pasado y hay otros compañeros que han fallecido aquí”.

 

Recordaron que cada mes se efectúa la subrogación del servicio, sin embargo, en esta ocasión lo adelantaron por lo que pidieron al IMSS reconsiderar y atender sus comentarios.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO