En demanda de justicia tras el atropellamiento y muerte de su madre, la veracruzana Esmeralda Fernández Martínez se dirigió al gobernador Cuitláhuac García Jiménez y al fiscal Jorge Winckler Ortiz.

Informó que el 3 de junio por la mañana su mamá, Flora Martínez Roque, cruzaba la avenida Díaz Mirón a la altura de la calle Francisco Javier Mina, y la atropelló un autobús de la ruta Díaz Mirón Vegas con número 493 propiedad de María de la Paz Cornejo Sandoval y conducido por Mario Alberto Vargas González.

“Murió al instante, le rompió el cráneo; mi mamá murió con su bracito así y su billete de 20 pesos. Tenía 72 años, iba sola porque era una persona que podía andar sola”, dijo.

Criticó al perito Alfredo Franco Cruz pues dijo que él determinó que la ahora occisa tuvo la culpa por cruzar con imprudencia.

Por ello se dirigió públicamente al gobernador y al fiscal, en busca de justicia y de castigo para el chofer del autobús.

“Cómo es posible que el perito criminal que elaboró el dictamen haya evitado las fotos de mi madre, diciendo que era una parada de autobús. Aquí se ve que mi madre murió, estaba en un paso de minusválidos, está el paso peatonal y hay una escuela en la esquina”, expresó Fernández Martínez.

Demandó justicia y que el conductor no quede impune.

HeladioCastro/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO