La Fiscalía General de la República (FGR) reabrió una investigación por irregularidades en el manejo de 2 mil millones de pesos durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa.

Lo anterior según información que ha sido filtrada a medios de comunicación en la cual se involucran a ex funcionarios de la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN) y de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV).

La carpeta de investigación se inició desde 2017 y señala a Tarek Abdalá Saad, Adolfo Mota Hernández, Gabriel Deantes Ramos, Carlos Aguirre Morales, Edgar Spinoso Carrera y Jorge Jaramillo Méndez en el gobierno duartista.

Así, la FGR habría retomó la investigación FED/SEIDF/UNAI-VER/0001640/2017, con motivo de una denuncia interpuesta por la Auditoria Superior de la Federación (ASF), la cual no registraba avances.

La denuncia se interpuso por hechos presuntamente constitutivos de uso indebido de funciones de atribuciones y facultades en contra de dichos ex servidores públicos en agravio del erario público.

Esto cuando Abdalá Saad fungía como tesorero de la Secretaría de Finanzas; Carlos Aguirre Morales como subsecretario de Egresos de dicha dependencia; Gabriel Deantes como subsecretario de Finanzas y Administración; Jorge Jaramillo Méndez como director general de contabilidad gubernamental de la SEFIPLAN.

Igualmente se menciona a Adolfo Mota Hernández, como secretario de Educación y Edgar Spinoso Carrera como oficial mayor de la Secretaría de Educación.

La ASF detectó que de los recursos federales transferidos a través de subsidios para centros de educación, ocuparon de manera indebida 2 mil millones de pesos para solventar otros gastos inherentes a la operación y prestación de servicios de educación en el Estado.

Se transfirieron mil 999 millones de pesos a otra cuenta a nombre del Gobierno de Veracruz y de ese monto volvieron a hacer otra transferencia, ahora por mil 850 millones de pesos para cubrir faltantes del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica.

Al final, según el documento de la denuncia, se ocuparon mil 784 millones 649 mil 552 pesos, sin embargo no existe evidencia del reintegro total de todos los recursos utilizados por 215 millones 350 mil 447.28 pesos.

La investigación estuvo a cargo de Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, subprocurador especializado en Investigación de Delitos Federales de la entonces Procuraduría General de la República, aunque no hubo avances.

Ahora, según las filtraciones, este expediente ha sido reactivado por la Fiscalía General de la República y fue canalizada a la Fiscalía Especializada Anticorrupción a cargo de María de la Luz Mijangos Borja.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO