Agencias/Sociedad 3.0

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador afirmó que será Francisco Garduño quien tome la dirección del Instituto Nacional de Migración tras la renuncia de Tonatiuh Guillén.

Horas atrás Guillén envió una carta al Presidente de la República para presentarle su renuncia al cargo.

Garduño ocupaba la dirección de penales federales y llega al INM por ser un personaje de ‘confianza’ para AMLO.

El mandatario agregó que la decisión “tiene que ver con la estrategia que se está aplicando para mejorar el servicio de migración en el país”

La prensa cuestionó a López Obrador sobre las críticas que generaría el nombramiento de Garduño, a lo que el tabasqueño respondió: “lo conozco desde hace muchos años, trabajó conmigo”.