Hay decisiones que para el pueblo son inexplicables pero que sin duda tendrán un efecto electoral importante para el futuro mediato. El alza inminente de 4 pesos en la gasolina Premium es una de ellas. A partir de este sábado 8 de junio y hasta el viernes 14 de junio, los automovilistas pagarán la cuota completa del IEPS establecida en 4.060 pesos. Esto es, pagarán 4 pesos más por cada litro de Premium, debido a que este combustible no tendrá estímulo fiscal, según informó la secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

No se trata de que el régimen lopezobradorista tome decisiones económicas con criterios electorales, pero sí de beneficio popular. La gasolina es uno de los factores más inflacionarios. Encarecerla, proyecta a la alza los precios de todos los productos y bienes que son necesarios para la vida.

Pese a que en la economía no debe regir lo electoral, pero las grandes transformaciones de la Cuarta etapa no podrán ser realizadas si el régimen pierde el fervor popular. Y la pérdida por Morena de casi 3 millones de votos menos en la elección del domingo pasado en comparación con la anterior debe ser parámetro para saber que la aceptación popular de las medidas del gobierno no es tan favorecedora como las expectativas que se han tenido.