La inseguridad y la corrupción son los principales factores que inhiben la inversión, de ahí que sea importante que las autoridades apliquen estrategias efectivas en su combate, señaló César Silva Reyes, secretario general de la Federación CROC en la zona.

 

“Los grandes factores negativos que inhiben la inversión son la inseguridad, la corrupción, que aunque se tiene un combate frontal no se ha erradicado, y la otra la confianza a la inversión por las decisiones y movimientos que diariamente observamos de las determinaciones del gobierno”, abundó.

 

Agregó que la corrupción se sigue observando en los niveles administrativos del servicio público y se registra no en un municipio en particular, pero sí se sigue dando “como un vicio” en todas partes, desde los trámites que se realizan para el uso del suelo hasta el tráfico de las influencias.

 

Silva Reyes mencionó que lamentablemente hoy no se ve inversión privada en la zona, si acaso un poco de obra que realizan los ayuntamientos, pero fuera de eso no se observa más.

 

“Hay una contracción muy grande en este tema, yo creo que las grandes constructoras particulares están esperando la recuperación económica que ha ofrecido el Presidente; mientras no exista, no vamos a ver grandes obras”, indicó.

 

El líder obrero confió en que se comiencen a ver resultados palpables en cuanto a mejor seguridad y combate a la corrupción, pues sólo así se fomentará la confianza en los inversionistas, que al momento no se tiene.

 

Mencionó que solamente si se dan esas condiciones el capital nacional y extranjero vendrán a invertir en la región.

 

Nora GabrielaLira/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO