Este jueves 6 de junio Pablo Lyle compareció ante la corte en Miami en una audiencia muy breve para recibir respuesta sobre su petición de regresar a su país por un tiempo. Alan Fine, juez a cargo del caso, rechazó la solicitud del actor para viajar a México puesto que no halló motivos suficientes para dejarlo salir de Miami. Cabe mencionar que actualmente Lyle cumple arresto domiciliario además de llevar consigo un grillete electrónico que monitorea su ubicación.

Uno de los abogados de Lyle alegó que este “Ha estado encerrado 24 horas monitoreado con GPS. No ha visto la luz del sol” solicitando una modificación a su arresto domiciliario; modificación a la que accedió el juez. De acuerdo a información dada en el programa Hoy, Lyle no podrá salir de Miami “por el momento”. Sin embargo, se ha dado la posibilidad de que el actor salga de su arresto domiciliario en ciertas ocasiones para acudir a reuniones sociales o familiares estando en Miami, pero sólo con el permiso previo del oficial de arresto domiciliario.

Pablo Lyle pretendía viajar a México para estar con su familia y trabajar con el fin de reunir la cantidad que requiere para el pago de su defensa. Pablo deberá esperar en Miami la próxima audiencia que se realizará el próximo 11 de julio donde el actor ha sido acusado bajo el cargo de homicidio involuntario. Al menos Lyle simplemente no puede ver la luz del sol. Juan Ricardo Hernández, a quien agredió causando su muerte, no pudo ni siquiera ver un día más de vida.

LBP Noticias