Los pronósticos meteorológicos indican que este verano, meses de julio  y agosto, podría haber pocas precipitaciones pluviales, para incrementarse hasta septiembre, expuso José Llanos Arias, coordinador de Fenómenos Meteorológicos de la Secretaría de Protección Civil del Estado (PC).

Aunque reiteró que lo variado de las condiciones hace difícil realizar pronósticos a largo plazo, hasta el momento la tendencia se mantiene en cuanto a baja probabilidad de lluvias para los dos próximos meses.

Asimismo, precisó que se prevé que julio y agosto sean meses de ambiente caluroso, lo cual se prevé que cambie en el mes de septiembre.

Al respecto, Llanos Arias acentuó que la población debe estar atenta, pues luego de meses con pocas lluvias, septiembre podría venir con más precipitaciones de lo normal.

“Tenemos que tener mucho cuidado porque debemos recordar que septiembre es el mes más lluvioso en nuestra entidad y si el pronóstico nos indica que puede ser de normal a más lluvioso, esto implica que debemos tener mayor cuidado y redoblar las acciones de prevención”.

 LeticiaCruz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO