La coordinadora del colectivo Equifonía, Araceli González Saavedra, consideró preocupante que la iglesia católica le siga apostando a la desinformación y a la estigmatización de las organizaciones que trabajan por la despenalización del aborto voluntario tras declaraciones como la del arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios sobre la comercialización de los órganos de bebés.

“Nos parece que aun cuando ahora es bajo estos argumentos, a fin de cuentas siguen contribuyendo a la polarización y a promover los ataques en contra de las organizaciones”, señaló.

Apuntó que aunque siempre han sido respetuosas de la postura de la iglesia, pues son un grupo de poder con agenda propia y que la defiende, además de que se asume como vocero de la población católica, lo que es una pretensión que no corresponde con la realidad, esta vez se trata de un discurso de odio y con información falsa.

“Argumentos que son una completa mentira pero que lo hacen como una manera de descalificar nuestro trabajo y argumentos porque no hay modo en que pueda cuestionar el que la violencia sexual, la pederastia, y la violación hacia menores de edad, es una problemática muy grave en el estado y por eso es importante que se garantice el acceso a la interrupción legal del embarazo”, añadió.

La activista dijo que no hay manera en que puedan negar que la violencia sexual ocurre en los entornos más cercanos de las niñas y niños incluyendo aquellos ministros religiosos que han cometido esos abusos, “no tiene modo de negarlo y cuál es una manera de atacarlos, pues es con mentiras”.

Xalapa- 2019-06-1015:11:30- Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO