El pasado 4 de junio fue arrestado en el estado de California, EE UU, Naasón Joaquín García, líder de la iglesia La Luz del Mundo. 25 millones de dólares son lo que separan a Joaquín García de escabullirse de la justicia o de enfrentar los 26 cargos por violación sexual, tráfico de personas y pornografía infantil; actos que habría cometido entre 2015 y 2018. Sin embargo, la iglesia rechaza rotundamente las acusaciones contra su líder aludiendo su apego a la ley, respeto a las instituciones y a la dignidad de las personas. Silem García Peña, vocero de la organización, aseguró que, tras la detención de Naasón Joaquín, este seguirá siendo considerado líder de la iglesia en todo momento.

La Luz del Mundo surgió en Guadalajara, Jalisco, en 1926 bajo el mando de Eusebio Joaquín González, quien previamente había servido en la milicia constitucionalista desde 1915, durante la Revolución Mexicana. Después de una década de servicio, Eusebio Joaquín se unió, junto con su esposa Elisa Flores, a una iglesia pentecostal en Monterrey, misma en la que estuvieron hasta el 6 de abril de 1926, cuando Eusebio dijo haber recibido una revelación divina donde se le encomendaba restaurar la iglesia primitiva. Luego de varios meses de viajes, llegaron a Guadalajara, sitio donde fundarían su congregación.

Tras la muerte de Eusebio Joaquín González, su hijo, Samuel Joaquín Flores, tomo la dirección de la iglesia a sus 27 años. La gestión de Samuel Joaquín trascendió por su estrategia misionera para expandir la organización por todo el mundo. Por aquellos tiempos la iglesia veía a Samuel como apóstol y angel del Apocalipsis. Luego del fallecimiento de este, el sucesor fue su hijo, Naasón Joaquín García, actual líder de la organización, quien alcanza la denominación de “Apóstol de Jesucristo”, y que en estos momentos se encuentra preso en una cárcel de los Estados Unidos, esperando un juicio donde lo podrían condenar a varias décadas de prisión.

LBP Noticias