Un giro inesperado está dando el caso sobre la muerte del joven seminarista Leonardo Avendaño. Y es que, de acuerdo con algunas investigaciones, la muerte del joven pudo haberse dado por un accidente. Ha trascendido que el joven y el cura practicaban un juego erótico extremo llamado “choking game”. El juego consiste en provocarse la asfixia para generar en el cuerpo una sensación de euforia y una excitación sexual.

En la plataforma de YouTube se pueden ver muchos videos sobre el tema. De acuerdo con filtraciones de la investigación el sacerdote Francisco Javier “N” y Leonardo Avendaño practicaban lo que también es llamado como el juego de la asfixia. Al parecer el juego se les salió de control, por lo que Leonardo Avendaño murió sin que se descubrieran en su cuerpo signos de haberse resistido al estrangulamiento.

La investigación sigue, y la declaración del sacerdote es relevante, pues el sacerdote fue la última persona que vio con vida a quien fuera su acólito por más de 10 años. Se habla incluso de una relación entre los dos, sacerdote y seminarista; se comenta incluso que el cura financiaba los viajes del joven, viajes a Europa que se ven en sus redes sociales.

LBP Noticias