Por si Acaso

Carlos JesúsRodríguez Rodríguez

*Que podría haber dinero de por medio
*Veracruz, pese a los recursos sin obra

UN RECONOCIDO analista preguntaba al reportero la tarde del lunes frente a una exquisita copa de vino: -¿no se te hace extraño que el Presidente Andrés Manuel López Obrador haya venido siete veces a Veracruz en seis meses? Y tras un silencio se respondió a sí mismo: -esto solo puede obedecer a dos cosas; la primera que el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez estaría aportando dinero al Presidente Andrés Manuel López Obrador para sus programas sociales, y acaso por ello no se ve obra pública por ninguna parte a pesar de los recursos que han aterrizado, y esto no es nuevo; sucedía con Javier Duarte y Enrique Peña Nieto, y eso quedó de manifiesto cuando fue incautado un cargamento de 25 millones de pesos en el aeropuerto de Toluca. Lo segundo es que, tal vez, no observe línea de aprendizaje en el Gobernador y su equipo, y teme que en la intermedia el Movimiento de Regeneración Nacional sea avasallado en respuesta a la inseguridad pública que se experimenta, principalmente por el creciente número de ejecuciones, secuestros, asaltos, extorsiones, robos y feminicidios. AMLO vendría, entonces, a patentizar su respaldo a Cuitláhuac García Jiménez como parte de un respaldo adicional con miras a las elecciones que vendrán en 2021, las que serán cruciales para definir si el Presidente se queda o es removido –como el mismo lo propuso- pero, además, el Presidente requiere de un congreso mucho más fortalecido que el actual para poder llevar a buen puerto su administración que por momentos parece naufragar. Por supuesto, dinero fue la conclusión coincidente en la mesa por razones que se observan, y que no tienen desperdicio.

Y ES que ya han pasado seis meses de que el Gobernador García Jiménez asumió el poder, y es la fecha que sigue sin dar color, pues salvo patrullas compradas a precio de oro y medicinas adquiridas a partir de contratos sombríos, no existe inversión pública -que es el gasto que se destina para la creación de infraestructura y obra pública- pese a los “ahorros” obtenidos por haber ordenado el despido de buena parte de la burocracia, bajar salarios a unos para emparejar los de otros y caer en subejercicio. Lo peor es que García Jiménez ya no puede argumentar que no tiene recursos, porque tan solo en el primer trimestre de este aciago 2019 Veracruz ha recibido de parte de la Federación

28 mil 839 millones de pesos entre participaciones Federales y otros rubros, lo que representa un monto 11.2 por ciento mayor al del mismo periodo de 2018, cuando aún gobernaba Miguel Ángel Yunes Linares. Basta leer el Informe publicado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y aún más, según el mismo documento, Veracruz se encuentra dentro de las Entidades que en el trimestre Enero-Marzo han recibido amplios recursos por esas participaciones Federales, y se encuentra en la cuarta posición nacional con la cantidad señalada, solo superado por Estado de México, con 31 mil 628 millones de pesos.

PERO UNO se pregunta –preguntones como solemos ser-, ¿en dónde está ese dinero?. Porque a decir verdad, no se observa por ninguna parte obra pública ni promoción turística ni proyectos que vayan a ser ejecutados en breve aun cuando las participaciones federales, recursos que transfiere la Federación a las entidades federativas y a los municipios adheridos al Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, siguen aterrizando, ya que con esos dineros se compensa a los Estados por los recursos que dejan de captar y que se reservan a la Federación al dejar en suspenso el cobro de un conjunto de impuestos que antes recaudaban, de acuerdo a lo que define la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Tal vez muchos ya no recuerden que estos recursos son los que manipuló durante su infame gobierno Javier Duarte de Ochoa para robar descaradamente a los veracruzanos, de tal suerte que Antonio Tarek Abdalá Saad, que fue tesorero en la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) declaró ante la, entonces, Procuraduría General de la República (PGR) como mediante argucias se los llevó el ahora procesado.

SOLO PARA puntualizar: de los 28 mil 839 millones de pesos recibidos por Veracruz entre Enero y Marzo de este año, 10 mil 443 millones provienen del Fondo General de Participaciones, integrado por un 20 por ciento de la recaudación federal participable, y por los derechos sobre la extracción de petróleo y de minería, disminuidos con el total de devoluciones por los mismos conceptos. Pero la pregunta sigue siendo: ¿en dónde está ese dinero, además de lo ahorrado por tanto despido?. No deseamos ser mal pensados, pero los programas sociales clientelares del Presidente Andrés Manuel López Obrador salen muy caros, y lo que llama la atención es que Veracruz sigue recibiendo recursos de la Federación que no se observan por ninguna parte, salvo que García Jiménez los tenga “sudando” como ocurrió en el Gobierno de Agustín Acosta Lagunes o en el Javier Duarte de Ochoa con Enrique Peña Nieto.

ACLARAMOS: NO estamos acusando a nadie porque carecemos de pruebas para hacerlo, y aunque los recursos Federales para las Entidades se redujeron en el primer trimestre del año con respecto a los recibidos en 2018, lo cierto es que de acuerdo al Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados que publicó su Análisis del Gasto Federalizado Pagado al Primer Trimestre de 2019 (Nivel Nacional y Entidad Federativa), sólo aumentaron los recursos para tres Estados ya que el resto sufrió reducciones. Veracruz tuvo una baja de -3.1 por ciento, pero recibió más en aportaciones (2.1 por ciento) y participaciones federales (6.9 por ciento); tuvo reducciones en Gasto federalizado de provisiones salariales (-65.2 por ciento), convenios de descentralización (-59 por ciento) y Protección Social en Salud (-6.7 por ciento). En suma, en el primer trimestre del año Veracruz recibió 28 mil 839 millones de pesos, que en términos nominales es mayor al 2018 (28 mil 590.1 millones), pero tomando en cuenta la inflación y otros factores el crecimiento real es negativo, aunque a decir verdad, los recursos federales que han llegado en los primeros dos meses del año son prácticamente los mismos que llegaron el año pasado, lo que mueve a cuestionar: ¿En dónde está ese dinero? Porque, por si no ha notado, la inseguridad va al alza, y dicen que esto es debido al despido de policías, ya que Cuitláhuac confía en que su protector le envíe la Guardia Nacional en reciprocidad a su generosa aportación (si es que esta se está dando). OPINA carjesus30@nullhotmail.com