No hay motivos políticos en las denuncias que presentó el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) en contra la pasada administración por la presunta malversación por unos 37 mil millones de pesos, subrayó el auditor general, Lorenzo Portilla Vázquez.

Así respondió el funcionario al ex gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, quien tras las denuncias del ORFIS advirtió que “no servirá de caja china”, añadiendo que son falsas las supuestas irregularidades de su gobierno

Además, luego que fuera acusado por el exgobernador panista de ser un corrupto y buscar con estas acciones congraciarse con el nuevo gobierno para una posible reelección, Portilla se negó a emitir un posicionamiento.

No obstante pero insistió que los procedimientos están dentro del tiempo de fiscalización de cada ejercicio.

“Estamos en los tiempos que se señalan en la ley y obviamente no están desfasadas, están presentadas en los tiempos legales que están establecidos”, dijo.

“No tengo ninguna opinión al respecto y lo que estamos haciendo es hacer nuestro trabajo desde la encomienda que tenemos establecida en la ley, que nos mandata el Congreso del Estado y obviamente haciendo el trabajo al que estamos obligados, que es atender la revisión de las cuentas públicas”, sostuvo.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO