Serpientes y escaleras

Salvador García Soto

Un reporte de “actividad sospechosa”, de la National Crime Agency del gobierno del Reino Unido, detectó transferencias millonarias hechas desde México a cuentas del ministro de la Suprema Corte de Justicia, Eduardo Medina Mora, en el HSBC UK BANK de Londres por un total de 2 millones 382 mil 526 libras esterlinas, que le fueron depositadas en los últimos dos años.Derivado de ese reporte, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, documentó que entre 2016 y 2018, el ministro mexicano también recibió en sus cuentas de HSBC USA, 2 millones 130 mil dólares en los mismos años.

Las transferencias, tanto a Gran Bretaña como a Estados Unidos, que en total suman casi 102 millones de pesos, superan con mucho los ingresos que como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación obtuvo Eduardo Medina Mora, desde su designación por el Senado mexicano en 2015. Todos los depósitos electrónicos se hicieron desde el Banco HSBC, México y de acuerdo con documentos en poder de esta columna salieron de varias cuentas vinculadas y, de acuerdo con documentos en poder de esta columna, salieron de varias cuentas vinculadas a Medina Mora, la principal la 4039213186, aunque también se mencionan en los reportes británicos y estadunidenses los números de cuenta 5005703, 80104303, 5221740002109604, 40768887 y 05011706322.

El criterio por el que las autoridades del Reino Unido observaron y reportaron como ‘sospechosos’ los movimientos y transferencias en la cuenta del funcionario mexicano, fue por considerarlo una persona “políticamente expuesta”, y los reportes británicos, junto con los del Tesoro estadunidense, dieron pie también a una investigación del gobierno de México que, a través de la Secretaría de Hacienda, detectó una empresa llamada Compusoluciones y Asociados, S.A. de C.V, en la que el ministro Medina Mora aparece como beneficiario del “Pago de Dividendo”, con un depósito en sus cuentas de 10 millones 643 mil 600 pesos, a pesar de que en sus declaraciones patrimoniales de los últimos años no aparece reportada su pertenencia accionaria a esa empresa.

“De abril de 2012 a diciembre de 2018, envía transferencias interbancarias por 29 millones 37 mil pesos, de las cuales destacan las realizadas a David Coronado Valdez, por 8 millones 60 mil 434 pesos, por concepto de ‘compra venta acciones Laura Pérez V’ y ‘Pago Eduardo Medina Mora’; asimismo envía a Maria Luisa Icaza y Conrey, 3 millones 798 mil pesos por conceptos de ‘Donación’ y ‘compra de acciones Camila’, además de María Cecilia León Pasquel por 2 millones 96 mil pesos, por conceptos de ‘compra de acciones Compusoluciones’ y ‘pago préstamo’. Sin embargo, en sus declaraciones no declara ingresos por dividendos de la empresa Compusoluciones, SA de CV, asimismo no se justica la adquisición de acciones para su cónyuge y su hija”, dice el documento ocial, que también lo menciona como accionista de dos empresas: Promotora Agroindustrial y Florícola, SA de CV y Polímeros Aztlán, SA de CV.

Eduardo Medina Mora, designado en 2015 como ministro de la Suprema Corte, a propuesta del presidente Enrique Peña Nieto, ha sido director del Cisen, en el año 2000, secretario de Seguridad Pública en 2005, procurador general de la República en 2006, embajador de México ante el Reino Unido en 2009 y embajador de México en Estados Unidos en 2013.

Sobre las transferencias de recursos a cuentas de Gran Bretaña y EU, ninguna de ellas coincide con el tiempo en que estuvo como embajador en esos dos países, y más bien corresponden a sus tres últimos años como ministro de la Corte. A Inglaterra, por ejemplo, envió del 28 de marzo de 2016 al 28 de abril de 2018 903 mil pesos y 2.3 millones de libras esterlinas, cuando fue embajador en 2009. Mientras que a Estados Unidos transfirió del 11 de abril de 2016 al 28 de abril de 2018, 2.1 millones de pesos y 2.1 millones de dólares, y fue embajador en 2013. Y en el caso de Estados Unidos, llama la atención que no sólo mandaba dinero de México a aquel país, vía el HSBC BANK USA, sino que también de junio de 2017 a marzo de 2018, transfirió desde el banco estadunidense a sus cuentas de HSBC México 4.3 millones de dólares, en una especia de “vuelta al dinero” para evitar ser rastreado.

No se sabe el motivo o la finalidad de tales transferencias millonarias y en ninguno de los tres países que han documentado estos movimientos de dinero han encontrado justificación. Pero las cantidades de dinero que el funcionario mexicano movió en esos tres bancos, todas ellas documentadas con fechas, números de operación y montos, además de los bancos de destino, superan con creces el monto de lo que en ese mismo lapso cobró como ministro de la SCJN e incluso de sus anteriores cargos. ¿Tendrá el ministro Eduardo Medina Mora una explicación para esto? o ¿será que lo que hay de por medio son pagos y recursos a cambio de sentencias emitidas en la Suprema Corte de Justicia de la Nación?

NOTAS INDISCRETAS…El de Medina Mora no es el único caso de ministros de la Corte que recientemente se han visto involucrados en situaciones delicadas, en donde por lo menos se habla de “conflicto de intereses”, justo en momentos en los que el presidente de la Corte, Arturo Zaldívar ha declarado una guerra contra la corrupción de jueces, magistrados y hasta ministros en el Poder Judicial de la Federación. Recientemente al mismo Medina Mora y a otros dos ministros, Luis María Aguilar y Jorge Pardo Rebolledo, se les vio muy contentos departiendo en la boda de una hija de un abogado litigante, Juan Collado, que litiga asuntos en la Corte, por no hablar del reciente caso del ministro Alberto Pérez Dayan, a quien vieron el sábado pasado disfrutando del partido de la Champions en Madrid, a donde, se dijo, asistió invitado por los abogados Baker-McKenzie, otros litigantes ante la SCJN, aunque luego se armó que Pérez Dayán había viajado a la capital española para participar en una “videoconferencia” sobre temas jurídicos. ¿No es eso un claro conflicto de intereses: ministros que departen, comparten y reparten con los abogados que litigan asuntos sobre los que ellos tienen que dictar sentencias?.. Y a próposito de departir y compartir, vaya situación en la que quedan varios políticos de Morena, como el presidente del Senado, Martí Batres, y el diputado federal, Sergio Mayer, además de varios diputados federales de MC y del PVEM, que asistieron como “invitados” al concierto sinfónico que se realizó en el Palacio de Bellas Artes, el pasado 16 de mayo, con motivo del cumpleaños del pastor Naasón Joaquín García, líder de la Iglesia de la Luz del Mundo. Aunque todos ellos negaron haber participado en un “homenaje o acto religioso en el recinto cultural” y dijeron que sólo se trató de un concierto operístico, resulta que al “Apóstol de Jesucristo”, Naasón Joaquín, lo detuvieron anoche en California, acusado de delitos de “tráfico sexual”, según anunció el procurador general de ese estado, Xavier Becerra. A reserva de ver cómo transcurre el juicio ¿qué dirán ahora todos los políticos amigos de Joaquín García, se deslindarán o seguirán eles al pastor?… Los dados mandan Escalera doble. Subimos

sgarciasoto@nullgmail.com