Dialogando

Por: Abel Domínguez Camacho

 

Se avecinan las elecciones en EU y Trump se apunta para la reelección, en la última entrega https://dialogandoconabel.blogspot.com/2019/06/la-manzana-de-la-discordia-5g.html  afirmé “En vísperas del proceso electoral en EU, a realizarse el 3 de noviembre de 2020, Donald Trump endurece su postura con China y México, en el marco de la guerra comercial con el primero y, del reto global que representa actualmente la migración- y en especial para EU-con su vecino del sur”.

 

La migración constituye un verdadero reto global, se está frente a una crisis humanitaria en donde todos los involucrados son a la vez corresponsables, resulta indignante que el presidente de EU tome como bandera electoral el tema de migración, que si bien es cierto representa un problema interno para el país, también es de observar y priorizar en los países de origen y tránsito, en su caso Centroamérica y México.

 

En mi entrega del pasado 25 de abril del presente año https://dialogandoconabel.blogspot.com/2019/04/el-pacto-mundial-para-la-migracion.html) suscribí a Gómez Camacho cuando refiere que, por oportunidades económicas, por el impacto del cambio climático en el corredor seco centroamericano (156 millones de kilómetros cuadrados de bosques tropicales),  y por el endurecimiento de las medidas antiinmigrantes en EU, México recibe hoy un número sin precedentes de migrantes y de solicitudes de asilo.

 

Origen, tránsito y destino la trinidad de la problemática migratoria que Trump está mirando desde una sola óptica y, ventajosamente pero erróneamente, responde con el intento de cerrar la economía de los EU, ahora por la vía de los aranceles. Ante la imposibilidad de disponer recursos para la construcción de su muro, el muro de Trump, éste amenazó con imponer un arancel a los producto procedentes de México; la estrategia consiste en llamar y ganar adeptos y futuros votantes en su país.

 

Resulta indignante que se explote una crisis humanitaria como el fenómeno de la migración; la realidad observable es que EU y México están frente importantes procesos electorales, el primero para presidente y vicepresidente y, el segundo, para renovar el Congreso, 13 gubernaturas y la revocación de mandato del presidente, de tal suerte que caben muchas hipótesis en torno a tal problemática.  

Por un lado, Trump acude a una medida económica que nada tiene que ver con el problema en cuestión y, por otro, la respuesta con una tibia carta más bien dirigida a los mexicanos que al presidente Trump y, el turismo gubernamental con el canciller y la de economía, con un ausente, el secretario de gobierno responsable, entre otras cosas, de los asuntos migratorios; palabras más palabras menos la carta destaca el “no nos vamos a rajar” encendiendo el alma, corazón y vida de los mexicanos. En paralelo al turismo gubernamental, se envía a la frontera sur de México a 6000 miembros de la guardia civil para contener a los migrantes y, se anuncia un movilización a la unión nacional.

 

La pregunta que me hago es: ¿sumisión o simulación?. Por donde se le vea, la comitiva mexicana-probablemente-no llevara elementos con qué negociar el tema de aranceles y menos el migrante, que exigía acciones integrales y planeadas de meses atrás. Coincidentemente, en la frontera sur de México se “enduren” las medidas para evitar el ingreso, ahora si ilegal, hace unos meses era vengan que acá tenemos trabajo para ustedes. Para mi SIMULACIÓN.

 

La próxima semana Trump anuncia su postulación para la reelección y no lo hará bajando la guardia con el asunto del 5% a los aranceles, no se sabe que pasará en lo sucesivo. De paso, su homologo se envuelve en la bandera de México, con una movilización que es lo que mejor sabe hacer, lo trae en su ADN, mañana sábado lo hará evidente.  Como se le vea es un asunto electoral.

 

Xalapa, Ver. 7 de junio de 2019.