“Venimos huyendo de la violencia de nuestro país (Honduras) y nos encontramos con más violencia, nos quieren robar, aquí las cosas están peores, lo que queremos ya es regresarnos”, aseguró un centroamericano que pernocta junto con otros amigos en la iglesia ‘Nuestra Señora del Pilar’ en la congregación Hibueras.

El catracho que por segunda vez salió de su país en busca de una mejor calidad de vida, aseguró que es muy triste lo que se vive en Honduras por eso decenas de habitantes a diario huyen junto con su familia, desafortunadamente a su paso por el sur de Veracruz viven otro infierno, igual o peor que de donde salieron.

“Queremos regresar a nuestro país de origen, queremos volver allá, aquí los caminos están feos, hay mucha maldad, queremos regresar con vida”, dijo el desesperado hombre, tras generarse una gresca en ese mismo sector.

INDOCUMENTADOS SE ENFRENTARON ENTRE ELLOS MISMOS, TRES RESULTARON LESIONADOS.

Cerca de las vías en la comunidad Hibueras ayer antes del medio dia se registró una riña al parecer entre los mismos indocumentados, Protección Civil atendió a tres lesionados con arma blanca que fueron trasladados a un hospital para su atención médica.

De acuerdo a la versión que dieron algunos vecinos, las personas heridas al parecer estaban asaltando a los migrantes, al reconocer ellos mismos a los agresores los golpearon hasta dejarlos ensangrentados , aunque se le pidió apoyo a la policía estos tardaron en llegar.

SE METEN A LAS VIVIENDAS

Habitantes de la congregación de Hibueras, en Cosoleacaque, solicitan mayor vigilancia policiaca, ya que migrantes llegan y en cualquier descuido se introducen a las viviendas, situación que mantiene preocupados a los lugareños.

Aseguran que continuamente alertan a las corporaciones policiacas, pero ni siquiera les contestan y cuando lo hacen, les comentan que a quienes tienen que llamar son al Instituto Nacional de Migración.

Rosa, vecina de Hibueras comentó que en estos días se han visto un mayor flujo de centroamericanos en la calle principal, apenas ayer cerca de la iglesia ‘Nuestra Señora del Pilar’, donde se mantiene cerrada pero la agarran como refugio estuvieron unas 200 personas.

Algunos al ver casas vacías penetran para delinquir y entonces tienen que recurrir a los policías del IPAX que se encuentran cerca para que los ayuden a sacarlos

“Ven casas vacías y se meten o incluso vienen enfermos, ayer vino personal del Centro de Salud creo que les tomaron muestra y les dejaron medicamentos, toda la semana se ha visto bastante indocumentados , creo que en Coatzacoalcos nos lo están dejando subir y se vienen caminando, unos siguen su camino, pero otros aquí se quedan”, mencionó.

Los lugareños suplicaron los rondines continuos de los elementos policiacos en ese sector de la ciudad.

Cosoleacaque- 2019-06-2016:17:00- Staff Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO