Los Políticos 270619 Nepotismo

Salvador Muñoz

Ahora que está “en boga” asuntos de nepotismo, conflicto de intereses y hasta tráfico de influencias donde hay muchos que no tienen abuela pero otros que no tienen madre, vecinos de Santiago Tuxtla nos platican que allá, en ese municipio, ¡también se cuecen habas con las sobrinas!

Se refieren a Mónica Lizeth Gutiérrez Rosas, quien funge como Tesorera del ayuntamiento de Santiago Tuxtla y a pesar de ser oriunda de Tlacotalpan, guarda parentesco con el alcalde Argenis Vázquez Copete, por ser primos… parafraseando a la Contralora del Estado, Leslie Garibo Puga: ¡Pues cómo! ¡si ni llevan los apellidos!

Por supuesto, acá no vamos a “exhumar” abuelas… la cosa es más sencilla: Yazmín Copete Zapot es prima-hermana de Enrique Gutiérrez Zapot, padre de la Tesorera, lo que la hace su sobrina y a la vez, prima del alcalde.

Agregan los vecinos que en el Registro Civil de Santiago Tuxtla  labora como oficial Ilse de los Ángeles Hernández Jiménez, a quien identifican como sobrina de Yazmín Copete y por ende, prima de la tesorera y del alcalde.

Ahora, precisar en qué grado estén tan relacionados estos parientes, ya es otro asunto…

Quizás a los santiaguenses les pudiera valer un comino este asunto de “nepotismo tuxtleco”, pero hay algo –me dicen– que no perdonan: la soberbia.

Para ellos, la soberbia la ven reflejada en tu persona y cómo tratas a las personas.

Con la administración de Argenis Vázquez, algunos pensaron que se daba vuelta a la hoja de Claudia Acompa, ex alcaldesa que saltó a la fama por sus vestidos de diseñadora que contrastaban con los frescos algodones y linos de los habitantes de Santiago Tuxtla… ¡pero no! Entonces llegó la Tesorera, Mónica Lizeth con sus zapatos y bolsos Gucci y Louis Vuitton que nada tienen que ver con el sencillo vestir del alcalde, y mucho menos con los atuendos de la misma Copete Zapot…

Ahora que si la Tesorera está en posibilidades económicas de comprarse un bolso Louis Vuitton del modelo Dominó, que bajita la tenaza supera los 20 mil pesos, lo puede hacer; y quizás para eso le dé y más la mueblería que tiene en Tlacotalpan, pero cruzar ingresos con gastos, ésa ya no es nuestra tarea y más cuando dicen que su negocio tiene rato que quebró.

¡Ah! Y para rematar, Justo Córdova, el esposo de la Tesorera Mónica Lizeth es uno de los cuatro “secretarios particulares” con los que cuenta el alcalde Argenis Vázquez… se entrecomilla el cargo, porque así se dicen entre ellos los auxiliares del edil… para darse “caché”.

Por cierto, en pasillos de Palacio Municipal ubican a Mónica Lizeth como la lideresa de “Los 4 Fantásticos”, entre ellos su esposo y dos tlacotalpeños más: Eliezer Montalvo y Alfredo Osorio, quien dejó mala fama en la administración pasada de la Perla del Papaloapan. Sí, es un grupo que trabaja… y dicen que no precisamente para el Ayuntamiento.

Ahora, que si la Tesorera es prepotente, déspota, alzadita en su trabajo, y que deje esperando horas y horas a los proveedores, eso ya es percepción de cada quien, como el hecho de que ande por los pasillos de Palacio Municipal presumiendo sus zapatos y bolsos de marca, que si bien, tiene con qué pagárselos, es su asunto, pero en una ciudad que mal recuerda el “glamour” excesivo de Claudia Acompa, en poco o nada ayuda tener una “tesorera fifí” al gobierno de Argenis Vázquez…

smcainito@nullgmail.com