El secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, acusó que lo que se armó entorno al contrato con Abisalud, relacionada con el superdelegado en Jalisco, Carlos Lomelí, fue un “show y un circote” para afectar al gobierno estatal.

“Eso de los medicamentos fue un show orquestado y salió de una de esas páginas para tratar de afectar a nuestro gobierno y sobre todo a la Secretaría. En verdad un show. Yo me lo sé, hay un circote enorme para torpedear, no es cierto nada de eso”, dijo.

Señaló que “no se vale” que se acuda a las redes sociales para denostar o tratar de torpedear a un gobierno que fue elegido por el pueblo y que está trabajando.

“El pueblo necesitaba medicamentos, no había medicamentos y con toda la razón estaba la demanda popular, llegan los benditos medicamentos ‘ah y dónde los compró’, la verdad como ciudadano diría no les embona ningún chile”, agregó.

Y es que dijo, ante la emergencia no están investigando a quién le compran sino tener el medicamento suficiente para atender a la población.

Apuntó que las licitaciones en la Secretaría de Salud han sido apegadas a derecho y se han realizado conforme a las normas establecidas.

Asimismo descartó que vaya a dejar la secretaría pues señaló que se trata de meros rumores que la única forma de combatirlos será trabajando.

Este miércoles anunció una jornada de salud para periodistas en 30 hospitales de Veracruz que iniciará este viernes de 7 de junio y que duraría un mes.

Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO