El alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, defendió el trabajo de Canek García Jiménez, hermano del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien es jefe del departamento de Conservación y Mantenimiento de Alumbrado Público, y Sulekey Citlalli Hernández, directora de Obras Públicas en el Ayuntamiento de Xalapa.

“No me importa si son sobrinos o hermanos del diablo, a mí lo que me interesa es que sea gente preparada y profesional”, aseveró al negar que se trate de actos de nepotismo.

En conferencia, apuntó que lo que buscan es gente comprometida con la ciudad, por lo que lo que van a cuestionar es que haya funcionarios que tienen un puesto no por su capacidad técnica sino por su parentesco, “eso hay que cuestionarlo siempre”.

Remarcó que los gobiernos no pueden ser una monarquía donde los funcionarios estén por tener un vínculo sanguíneo con cualquier otro servidor público; sin embargo, defendió la capacidad y experiencia en el ramo de Canek García.

“Eso es inaceptable; aquí lo que importa es que la gente esté preparada, que tenga estudios y trayectoria, ese es el criterio”, abundó.

Precisó que Canek García ingresó al gobierno municipal en enero de 2018, incluso antes de la gestión de García Jiménez y refirió que se acaba de enterar de que la directora de Obras tiene también parentesco con ellos.

Insistió en que sus designaciones tienen que ver con su trabajo y experiencia y no con su relación familiar con el mandatario estatal, dado que no reciben presión de nadie para conformar su equipo de trabajo.

Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO