Durante la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, los ex titulares de la Secretaría de Finanzas y Planeación, Clementina Guerrero García y Guillermo Moreno Chazzarini, habrían violado la Ley General de Contabilidad Gubernamental al registrar más de 35 mil millones de pesos en activos del Gobierno de Veracruz sin nunca haber existido ese dinero.

Por ello, además de la denuncia por el caso del sistema estatal de videovigilancia, también se presentó una por observaciones en la cuenta pública consolidada 2017.

El titular del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS), Lorenzo Antonio Portilla Vásquez, señaló que la Sefiplan no documentó la evidencia que soporte el registro del incremento por 27 mil 455 millones 751 mil 752 pesos en la cuenta de activo.

“No se provisionó ni registró en la estimación por el incremento en la cuenta de activo, por la probable incobrabilidad de su recuperación”, añade parte de la denuncia.

De igual forma se detectó la reclasificación a cuentas de orden de los importes de fondos de reserva y fideicomisos por 8 mil 869 millones 58 mil 219 pesos por saldos presentados en la balanza de comprobación que no eran reales.

Por lo anterior el auditor general del Orfis, Lorenzo Antonio Portilla Vásquez, presentó la denuncia de hechos en contra de quienes resulten responsables por las irregularidades que abarcan los ejercicios 2017 y 2018.

Portilla Vásquez agregó que la responsabilidad por este asunto debe de ser determinada por el Ministerio Público.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO