Un juez español fijó una fianza de un millón de euros, casi 22 millones de pesos, al empresario Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México para que pudiera salir libre de prisión y seguir su proceso judicial en libertad. Ancira fue aprehendido por la justicia española, acusado de la venta fraudulenta de una planta de fertilizantes que estaba en desuso.

En esa venta está involucrado Emilio Lozoya, exdirector de PEMEX, sobre quien hay ya una orden de aprehensión. De hecho, si Ancira pagara la fianza de un millón de euros, eso no lo exonera de los delitos por los que lo persigue la Fiscalía General de la República. Aun si pagara ese millón de euros Ancira deberá presentarse cada dos días a audiencia, por temor a que huya.

La justicia española está a la espera de que el gobierno de México tramite la solicitud de extradición, la cual debe tener bien especificada la razón por la que la justicia mexicana lo solicita. Alonso Ancira tiene más pendientes en México, pues a él también se le vincula con blanqueo de capitales y otras travesuras.

LBP Noticias