Ni modo de pensar que el diputado federal Gerardo Fernández Noroña sea un fifi, un conservador, que desee malas vibras al gobernador consideró que el gobierno de su correligionario Cuitláhuac García Jiménez, siendo, como el mismo lo ha confesado, un ferviente admirador de Maduro y denominarse de izquierda. Noroña no puede ser considerado adversario de Cuitláhuac García solo porque le sugiere con “Todo cariño y respaldo… que debe hacer caso a las críticas, creo que debe hacer caso a los señalamientos del pueblo de Veracruz, creo que ya es tiempo para que ya vaya dando resultados, para que vaya mostrando el carácter de su Gobierno” porque, ese sí es un consejo de amigos.