La muerte de los dos hermanos profesionistas a manos de policías municipales es un asunto que se politizó y en donde eventualmente los seis elementos implicados podrían obtener su libertad ya que por parte de los padres hubo una posible falsedad de declaración, aseveró César Augusto Cortés Osorio, abogado defensor de uno de los elementos implicados.

Comentó que sabe de la convocatoria que se hizo a una marcha en la ciudad de Córdoba por la resolución que dio un juez federal para brindar amparo a uno de los implicados; sin embargo “es fuera de contexto”, porque la familia tuvo oportunidad de acudir ante el juez para argumentar posibles agravios pero no lo hizo, y son tres solicitudes de amparo las que están en trámite en ese caso y en ninguno de esos procedimientos hay alguna actuación de inconformidad.

“Qué quiere decir, que legalmente prácticamente no fueron escuchados porque ellos no quisieron, y el decir ahora que se va a hacer una marcha para presionar al juez federal aludiendo que pudo haber recibido dinero es una cuestión delicada”, expuso.

Cortés Osorio refirió que en su carácter de abogado defensor solicitó los videos presentados por la parte acusadora, en donde había una férrea oposición para entregarlos y posiblemente más adelante se hagan públicos, porque su contenido contradice las versiones que los padres dieron sobre cómo se dieron los hechos.

Entre las contradicciones que ha encontrado en el caso enumeró el que los policías no fueron detenidos a la hora que se dijo sino más tarde, pues hay evidencia de que trabajaron hasta casi el mediodía.

Recordó que desde un inicio los padres señalaron al ex director de Gobernación, Juan Ramón Herebia, de tener participación directa en los hechos al haber estado presente en el lugar y manipular los cuerpos, pero en los videos nunca apareció.

“También hay materia, hay datos de prueba que acreditan que los muchachos, que los hermanos no precisamente incurrieron en una falta cualquiera. Incurrieron en diversas faltas delicadas que ante un grado de peligrosidad la única responsabilidad que tenían los policías municipales era repeler una agresión y hay pruebas de ello”, expuso.

Cortés Osorio señaló que los mismos videos que entregaron los padres son la prueba de que hubo falsedad en la declaración.

Mencionó que todo lo que hay en la carpeta de investigación, por estarse siguiendo el proceso, no se puede hacer público, pero en su momento se tiene que saber qué fue lo que ocurrió y no sólo a nivel nacional sino internacional, porque fue una situación que tuvo eco a esos niveles.

Agregó que hay una solicitud para que las audiencias en torno a este caso sean públicas y los medios de comunicación y la sociedad puedan saber qué es lo que realmente ocurre, pero son los papás los que se oponen a que la audiencia sea pública y también se opusieron a que Juan Ramón Herebia formara parte de la carpeta de investigación, porque lo piden como testigo, no como implicado.

“Esta defensa solicitó al juez de control que todas las audiencias que se desarrollan desde hace tres meses en adelante sean de índole público, que la gente pueda ir a la audiencia, que pueda haber verdaderamente lo que pasa dentro y que se informen de lo que está sucediendo”, puntualizó.

Nora GabrielaLira/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO