Monserrat, una mujer de 38 años de edad, se encontraba tomando con su pareja Fernando de 26 años en el departamento de una vecina ubicado en el cuarto piso de un edificio en la colonia Guerrero de la Ciudad de México. Es en este lugar donde Monserrat, quien también estaba acompañada de su, hijo empezó a reclamar por 164 pesos que eran el cambio de un billete de 200 pesos que fue lo que cooperó para la compra de unas “caguamas”, pero esto dio un giro cuando tal reclamo empezó a crecer como discusión por su dinero; su pareja, para evitar problemas, le pidió que se retirara y que se fuera a su casa, incluso la dueña de la casa que también era familiar de Monserrat les pidió que salieran para evitar conflictos.

Fue en este punto cuando los tres salieron al pasillo del edificio, pero Monserrat se reusaba a abandonar el lugar sin su dinero, empezó a discutir con su pareja e hijo de 16 años, quien también se encontraba bebiendo. En el calor de la discusión empezaron a empujarse y forcejear con Monserrat quien no se retiraría sin antes obtener su dinero. Pero la tragedia se presentaría al descender al tercer piso donde había un barandal en malas condiciones y desoldado, en ese momento, entre los empujones, Monserrat se recargó de dicho barandal que estaba sujeto con un lazo y cayó, llevándose con ella a su pareja Fernando y a su hijo Carlos; los tres se desplomaron.

El golpe fue tan fuerte que vecinos del lugar salieron a ver qué sucedía. Sobre el cuerpo inerte de Monserrat quedo su hijo Carlos y a unos metros su pareja Fernando, los cuales como pudieron se levantaron y escaparon del lugar dejando el cuerpo de la mujer. Minutos después, el remordimiento de Carlos lo hizo regresar al lugar y ante las autoridades culpó a Fernando de la muerte de su madre. Fernando fue detenido en casa de sus familiares, que residen en la misma colonia. Ante este hecho lamentable, se abrió una investigación la cual determinará quién fue el mayor responsable.

LBP Noticias