Después de acompañar al director médico Víctor Manuel Barradas Beltrán en una reunión con nuevo personal médico del Hospital de la Comunidad de Tonalapan, la representante de pueblos indígenas, María Inés Gutiérrez Morales, expresó que ahora sí, el trato hacia los habitantes de la zona serrana del sur de Veracruz, cambiará, y ya no será objeto de discriminación.

Recordó la dama que durante muchos años la gente serrana fue humillada y constantemente vejada por el antiguo personal médico y de enfermería, que la hacía objeto de discriminación y otros malos tratos, por el hecho de ser indígena.

Y ya se aprecia que las cosas han cambiado con el reemplazo del antiguo personal, porque se viene aplicando un trato humanizado y de respeto hacia los indígenas náhuatl y popoluca que antes eran tratadas “con la punta del pie” al llegar a solicitar servicio.

Ahora el mismo director médico sale a preguntar a los pacientes si se les está atendiendo bien, y si ya les surten las medicinas que necesitan, lo que viene a marcar la diferencia.

Incluso hay personal que interpreta las lenguas indígenas para facilitar la relación con los pacientes.

Marthín Ruiz/Gabriel Bautista/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO