Ciudad de México- 2019-06-1411:44:01- Aristegui Noticias

 

El Ministerio Público Federal (MPF) obtuvo de un Juez de Control Especializado en el Sistema Penal Acusatorio con sede en Almoloya de Juárez, Estado de México, la ratificación de la aprehensión y el auto de vinculación a proceso en contra de tres exmilitares empleados de la Subdirección de Salvaguardia Estratégica (SSE) de Petróleos Mexicanos (Pemex), por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada, con la finalidad de cometer delitos en materia de hidrocarburo y sustracción de hidrocarburo.

 

Se trata de Oziel Aldana Portugal, jefe de Departamento de Administración de Bienes materiales, seguridad, vigilancia y supervisión de Pemex; Ramón Márquez Ledesma, Coordinador de la SSE en Tampico; y José Carlos Sánchez Echavarría, del Departamento de Seguridad Física en Cadereyta, detenidos hace unos días en la alcaldía de Azcapotzalco, Tampico y Cadereyta respectivamente.

 

Los tres exmilitares fueron puestos a disposición del órgano jurisdiccional del Centro de Justicia Penal Federal en Almoloya de Juárez, Estado de México, “Altiplano”, para llevar a cabo la audiencia inicial, en la que el juez calificó de legal la detención y se formuló imputación. Su defensa solicitó la duplicidad del término constitucional.

 

Posteriormente, el Ministerio Público presentó datos de prueba considerados suficientes por el Juez de Control para determinar la vinculación a proceso por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada con la finalidad de cometer delitos en materia de hidrocarburo y de sustracción de hidrocarburo. El Juez otorgó cuatro meses para la investigación complementaria, en tanto los exmilitares continuarán en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) de Almoloya.

 

Moisés Ángel Merlín Sibajá, militar retirado con grado de capitán, y exagente de seguridad de Pemex relató en Aristegui Noticias las polémicas órdenes que recibían en la SSE bajo el mando del general Eduardo León Trawitz, –quien estuvo a cargo de la seguridad de Pemex desde el 2 de enero de 2013– que incluían el manipular las tomas, desaparecer evidencias y no notificar de su existencia al jurídico de Pemex, con lo que se encubrió la ordeñaban de los ductos y la incidencia del delito en sus diversas modalidades. Pero también se habría ordenado la instalación de tomas clandestinas.

 

Desde 2017, Merlín, entonces agente de seguridad de Pemex, o especial, (que es como en el argot petrolero se llama a los vigilantes), junto con otros de sus compañeros habían denunciado tanto en la Unidad de Responsabilidad de Pemex como en la PGR el tipo de órdenes que les daban los hoy detenidos, pero sus denuncias no sólo fueron ignoradas, sino que a los denunciados incluso se les ascendió, como evidencian datos de su historial en Pemex revisados por este medio.

 

En la denuncia que fue presentada el 24 de marzo de 2017, –cuya copia de denuncia está en poder de este medio– Merlín señaló que Oziel Cárdenas Portugal y otro de los jefes llamado Wenceslao Cárdenas, quienes se encontraban laborando en el área de inteligencia de Pemex, le habrían indicado instalar una toma clandestina en el municipio la Encrucijada de Atzitzintla, como asienta el documento.

 

Los directivos de Pemex, la contraloría interna, y en la propia PGR ignoraron sus denuncias, y según explicó Merlín en Aristegui Noticias, él fue acosado y presionado hasta que dejó su trabajo.

 

En cambio, Aldana fue ascendido. El 11 de junio de 2018 se le designó superintendente, uno de los escalafones más cotizados de Pemex.

 

Oziel Aldana es un teniente de caballería del Ejército mexicano que entre 1997 y 1999 fue instructor en el Heroico Colegio Militar.

 

Luego fue designado como Segundo Subcomandante de la Policía Judicial Federal, por la entonces PGR.

 

Entre 2007 y 2009 la Policía Federal, cuerpo que depende de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, lo designó inspector, con mando operativo.

 

En septiembre de 2010 en Pemex lo contrataron como agente de seguridad, con funciones de inspección y vigilancia, es decir, jefe de especiales, con un nivel 16.

 

En mayo de 2017, el general Eduardo León Trauwitz lo hizo Jefe de Departamento de Administración de Bienes materiales, seguridad, vigilancia y supervisión de Pemex con funciones de administración de bienes materiales, áreas técnicas, funciones de inspección, vigilancia y supervisión. El 11 de junio de 2018 lo ascendió a nivel 39, designándolo superintendente.

 

Luego de la detención de Aldana, Moisés Merlín, quien denunció que éste le había ordenado instalar una toma clandestina, comenta: “Yo lo conocí a mediados de 2013 cuando recibimos capacitación de primeros auxilios, prácticas de tiro y hasta ejercicios de cross fit y la técnica israelí de Crav Maga junto con otros exoficiales del ejército. Todos se decían egresados del Heroico Colegio Militar de diferentes generaciones y decían haber pertenecido a las fuerzas especiales, coincidían en sus pláticas y anécdotas de las fuerzas especiales.

 

“A finales de 2013 nuevamente fuimos reunidos para la elaboración de planes y programas de adiestramiento para un plan piloto de readiestramiento a los diferentes departamentos y recibir un curso de tiro con armamento recién adquirido por la SSE.

 

“En enero de 2014 Oziel fue nombrado jefe de equipo en el cual me integraron junto con 4 compañeros más, todos habían pertenecido a las fuerzas especiales. Me subordiné a él y lo apoyé en lo que estuvo a mi alcance, él también respetaba mis acciones y propuestas, me asignó las materias de armamento, prácticas de tiro, búsqueda, localización y neutralización de artefactos explosivos, relaciones laborales y la de ética.

 

“Oziel impartió materias mas afines con la seguridad tales como la revisión de autotanques, seguridad a instalaciones vitales y hasta la de acondicionamiento físico”.

 

Merlín dice que, entre sus compañeros, a él le llamaban “austerito”, porque todos presumían de los celulares que usaban y los vehículos que poseían.

 

En febrero de 2017, fue cuando, dice Merlín, (y así lo denunció en PGR) “me ordenó poner la toma”.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO