Por: Jorge Daniel Tejeda Palafox

 

En este artículo, los invito a reflexionar sobre la importancia del Orgullo LGBT y la conmemoración de este día, para recordar su valor dentro de la sociedad. Repasaremos algunos puntos esenciales del tema para sensibilizarnos con ellos y abrir en todos un sentimiento empático, dando lugar al entendimiento y la aceptación humana.

 

La conmemoración del Día Internacional del Orgullo LGBT en cada 28 de Junio busca ampliar los derechos de la comunidad y seguir con las campañas sobre la educación en la diversidad e igualdad de derechos de todas las personas sin distinción por su condición sexual. Con este fin, este año se realizarán diferentes acciones que la comunidad LGBT celebra anualmente de forma pública para instar a la tolerancia y la igualdad. (Infobae, 2018, párrafos 2-3)

Su antecedente histórico se remonta al día de los disturbios en el bar neyorquino Stonewall en 1969, donde, tras un duro enfrentamiento con la policía, se marcó el inicio del movimiento de liberación homosexual (Infobae, 2018, párrafo 3). Respecto a México, en los 80 las marchas aumentaron su popularidad y se realizaron para apoyar la lucha contra el VIH-SIDA, que en esa época comenzaba a conocerse en todo el mundo. Para reforzar la finalidad de las marchas, Hernández (2019, párrafo 5) recoge la reflexión de Tito Vasconcelos: 

“(…) se volvió un momento importante de convivencia y de reconocimiento entre nosotros mismos, de ver que somos muchos y que podríamos tener una fuerza política más contundente, pero hay mucha divergencia entre varias generaciones de activistas y con las maneras de trabajar; es una pena que aún no se logre una unidad”.

En nuestro país, la fuerza de este movimiento social, le ha permitido obtener logros a lo largo de cuatro décadas. Arellano Delgado (2015) enuncia dichos avances: 

 

1) Derecho al matrimonio civil.

2) Acceso a la seguridad social para personas casadas.

3) Existencia de un marco jurídico para combatir la discriminación y respeto a los derechos humanos.

4) Acceso gratuito para tratamiento de VIH/SIDA.

5) Obtención de la credencial de elector con la identidad de género personal.

6) Directrices para proteger a las víctimas de violencia.

7) Protocolo para la investigación y la persecución de los delitos relacionados con dicha población.

8) Incorporación de su oferta artística en las diferentes carteleras, centros de espectáculos y museos.

9) Contenidos propios en los medios de comunicación.

10) Desarrollo de una industria de consumo y disfrute del tiempo libre.

11) Plataformas electorales con la agenda LGBT por parte de varios partidos políticos.

12) Existencia de un Día Nacional contra la Homofobia.

Sin embargo, aunque se reconocen estos logros, el camino no ha sido fácil y esta época no es la excepción; ya que hasta a la fecha se denuncia la presencia del acoso, la tortura, la demonización, la detención y el asesinato de las personas LGBT y campañas de difamación, que inculcan ignorancia, repulsión y toda clase de pensamientos no gratos en todos los sectores de la sociedad. 

Arellano Delgado apunta que: “Debe entenderse que los conservadores, más que oponerse a la diversidad sexual y a la elección de género, están en contra del desarrollo de la sexualidad asociada a las diferentes expresiones por las que una persona puede decidirse sobre ella misma, se trate de homosexuales, lesbianas, bisexuales o heterosexuales”. En otras palabras, mientras exista represión por la parte conservadora, las personas LGBT deberán seguir luchando por el derecho de expresar su sexualidad, combatiendo sentimientos discriminatorios de culpa y condenación.

Un punto clave que el colectivo LGBT y la sociedad en general deben poner énfasis es el aspecto criminal, de lo cual Lesly Lila apunta lo siguiente: “Los crímenes de odio homófobos y transfóbicos tienen un efecto devastador en las comunidades LGBTI. El miedo a ser objetivo de agresiones impulsa a las personas a ocultar su identidad. Cuando los agresores quedan impunes, cunde la desconfianza hacia la policía y los tribunales. Es más, no se denuncian todos los delitos de odio que se cometen, lo que significa que las personas no reciben la apremiante protección que necesitan”. (2015, párrafo 2)

Por último, se debe manifestar el discurso de la aceptación con madurez, cuidando el estilo y la intención, resaltar los puntos fuertes de las personas LGBT como sus virtudes y carácter humanos; desplazando los prejuicios y el odio de antaño que no permiten una convivencia integral y genuina en nuestros tiempos. Enseñemos que no hay que satanizar la sexualidad, pues es un aspecto que ejerce un individuo con su conciencia, decisión y libertad, siempre con base en su libre albedrío (que debe respetarse tal cual como es y sin pretensiones de cambiarlo).

Nadie merece discriminar ni ser discriminado por la orientación sexual que tenga. Ahora más que nunca, es el tiempo para que las personas LGBT y los heterosexuales, convivan en un mundo amable, pacífico y sin miedo. Pero, hay que verlo desde una perspectiva favorable, porque cada vez es más la gente que involucra el tema de la diversidad sexual en la vida cotidiana y empieza a abrir sus mentes. Expresar alguna forma de la sexualidad humana distinta a la determinada, no representa una acción que atente contra los demás, porque es la misma persona que la ejerce; y el beneficio o perjuicio de sus prácticas tendrá impacto en él o ella.

Permitámonos crear un convenio de paz entre los heterosexuales y el colectivo LGBT dentro del marco de los valores morales de respeto, tolerancia y aceptación, sin la intención de influir en las decisiones personales. Dallagnol (2017, párrafo 8) remata con lo siguiente: “Valorarnos e incluirnos, sin prejuicios ni etiquetas, debería ser un objetivo esencial de nuestra sociedad. Y cada 28 de junio, debemos renovar esas intenciones”. Falta camino por recorrer, pero sí se ha logrado establecer un precedente que hará revalorar el papel de la comunidad LGBT en esta época y en el futuro. 

Fuentes:

  1. Arellano Delgado, L. M. (30 de Junio de 2015). Orgullo LGBT; logros y retos. Consultado el 23 de Junio de 2019, de: https://www.excelsior.com.mx/blog/el-lado-oscuro/orgullo-lgbt-logros-y-retos/1032231
  2. Dallagnol, G. (27 de Junio de 2017). DÍA DEL ORGULLO GAY, ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE SER INCLUSIVOS/AS? Consultado el 23 de Junio de 2019, de: http://www.gabidallagnol.com/2017/06/28/dia-del-orgullo-gay-por-que-es-importante-ser-inclusivosas/
  3. Hernández, E. (22 de Junio de 2018). Así evolucionó la Marcha del Orgullo Gay y la lucha por los derechos. Consultado el 23 de Junio 2019, de: https://www.eluniversal.com.mx/articulo/metropoli/cdmx/2017/06/24/orgullo-gay-la-evolucion-de-los-derechos
  4. Infobae. (28 de Junio de 2018). En el Día Internacional del Orgullo LGBT, los principales logros alcanzados y los desafíos que aún quedan por resolver. Consultado el 23 de Junio de 2019, de: https://www.infobae.com/tendencias/2018/06/28/en-el-dia-internacional-del-orgullo-lgbt-los-principales-logros-alcanzados-y-los-que-aun-quedan-por-resolver/
  5. Lila, L. (30 de Octubre de 2015). Cinco razones por las que tienen importancia las marchas del Orgullo. Consultado el 23 de Junio de 2019, de: https://www.amnesty.org/es/latest/campaigns/2015/10/5-reasons-why-prides-matter/