De acuerdo con cifras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes entre enero y abril de 2019, las 16 Administraciones Portuarias Integrales (API) de México redujeron sus ingresos en 18.1 por ciento, incluida la de Veracruz.

De acuerdo a la información entre todas obtuvieron ingresos por 3 mil 387.6 millones de pesos cuando en el mismo periodo del año pasado captaron 4 mil 136.7 millones de pesos.

Miguel Ángel Yáñez Monroy, director de la Administración Portuaria Integral de Veracruz, aclaró que no se trata de una caída, aunque sí hubo aletargamiento en crecimiento.

Explicó que en los primeros cinco meses se movieron 12 millones de toneladas con un crecimiento de 1.4 por ciento en el global.

Algunos sectores crecen más que otros como los contenedores que siguen con alta dinámica.

El mercado de autos tuvo contracción debido a la temporada pero los graneles agrícolas tuvieron crecimiento de 5 por ciento.

“Tal vez lo que pudiera estar impactando directamente en los ingresos del puerto, más no quiere decir que en los fiscales totales, es que el número de embarcaciones ha ido hacia la baja como frecuencia de arribos. Pero es consecuencia de lo mismo para lo cual actualmente estamos haciendo toda esta inversión en infraestructura. Los buques han crecido en tamaño y los tamaños de los embarques ha ido creciendo por unidad de transporte”.

De acuerdo a la SCT Veracruz tuvo una caída de 61.6 por ciento, con 631.9 millones de pesos, ya que en el primer cuatrimestre de 2018 alcanzó mil 647.1 millones de pesos.

El siguiente puerto con el descenso más pronunciado fue Altamira con 31.1 por ciento al captar 352.9 millones de pesos este año, contra 512.5 millones de pesos en 2018.

Manzanillo también cayó 16 por ciento respecto a sus ingresos por 441.5 millones de pesos.

Yáñez Monroy expresó que una vez que se tenga la capacidad instalada como parte del nuevo Puerto de Veracruz habrá más arribos y con ello repunte de inversión.

Cabe destacar que en los primeros cuatro meses del año Lázaro Cárdenas fue el único puerto con crecimiento al reportar 673.8 millones de pesos, es decir, subió 6.9 por ciento con relación a los 630.1 millones de pesos de 2018.

El director de Apiver rechazó que Veracruz pueda convertirse en el puerto más caro de México.

Señaló que en meses pasados sostuvo pláticas con autoridades del Servicio de Administración Tributaria  y de la Administración General de Aduanas con el fin de que sean  sensibles ante las necesidades del comercio exterior.

Recordó que en las aduanas de Manzanillo, Veracruz y Lázaro Cárdenas se contemplan mejores tecnologías para agilizar la inspección y despacho de contenedores, es decir, trabajar en ciclos de 24 horas y no en periodos de 12 horas.

“No estar tan enfocados en los temas de seguridad vistos desde estar tratando de encontrar mercancías ilegales que están vinculadas a la delincuencia organizada. Que nos vayamos por mejores tecnologías para detectar la introducción de mercancías y agilizar el proceso de inspección y despacho de contenedores”.

Admitió que hay áreas de oportunidad para optimizar costos logísticos, pues se menciona que los puertos de México son 30 por ciento más caros que otros del mundo.

Se atribuye en parte a la falta de un sistema eficiente de vías de comunicación para el traslado de mercancías.

Cabe mencionar que en el Índice de Rendimiento Logístico 2018 los puertos mexicanos se ubicaron en el tercer lugar de la región Latinoamérica al ser más costosos en 30 por ciento por falta de coordinación.

SEGUNDO ROMPEOLA

El Gobierno Federal sí canalizará recursos para la construcción del rompeolas sur correspondiente a la segunda etapa de ampliación del Puerto de Veracruz.

Recordó que el rompeolas norte fue parte de la primera etapa pero se necesita una protección completa para los buques por lo que a la brevedad comenzará la siguiente obra.

Se encuentran en la etapa de presupuesto, pues se trata de trabajos multianuales.

La estructura medirá 3.8 kilómetros y su proceso será similar a la primera.

Actualmente se tiene cinco terminales en proceso de construcción, todas especializadas, y falta una de uso público que le tocará a API hacerla a partir del próximo año.

Incluye un muelle de 300 metros, además frente a las cinco terminales habrá una terminal satélite, es decir, una segunda terminal de contenedores, y una más de graneles agrícolas, pues el puerto es el principal operador de esto en la República Mexicana.

“Esto va a dar abrigo al canal de entrada para los grandes buques que estamos esperando en las cinco terminales que son parte de la primera etapa.

El 1 de julio inicia operaciones la Terminal de Contenedores y el resto avanza su construcción en tiempo y forma.

“El buque llegará en las primeras horas del día 1 de julio y de ahí se va a utilizar una parte de la terminal que ya está concluida aprovechando las dos grúas que ya están instaladas en el muelle y que están siendo energizadas más un lote de equipamiento que está en la nueva terminal”.

Serán 14 hectáreas de patio de almacenamiento de las 40 hectáreas que se tienen que desarrollar en su totalidad, pues Icave seguirá construyendo para que en enero la operación esté al cien por ciento.

Laura Morales/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

 

CAÍDAS DRÁSTICAS EN INGRESOS

PUERTO           %                      2019                                  2018

Veracruz         61.6%              631.9 mdp         1, 647.1 mdp

Altamira         31.1%              352.9 mdp              512.5 mdp

Manzanillo      16.0%             370.9 mdp                  441.5 mdp

MÉXICO CON PUERTOS CAROS

En 2018 el Índice de Rendimiento Logístico situó a los puertos mexicanos en el tercer lugar de los más caros de Latinoamérica siendo 30 por ciento más costosos.