El uso de las cámaras de solapa por parte de los elementos de la policía en Orizaba ha sido de mucha utilidad, pues ha permitido tanto amparar a los ciudadanos cuando se investiga un abuso como detectar también quejas que no tienen fundamento, reconoció el director de Gobernación del ayuntamiento, Erick Morales Reyes.

Indicó que en este año se destinarán recursos para adquirir 50 cámaras más para los elementos con la primera ministración del Fortaseg, entre otro equipamiento y cursos que se tiene considerados.

“Ya se llevó a cabo el depósito de la primera ministración y esto nos permite empezar a materializar el proyecto de inversión que tenemos respecto al recurso del Fortaseg, tenemos considerado adquirir uniformes, patrullas, 50 cámaras de solapa, así como darles la actualización de la Plataforma México y un curso de derechos humanos y otro sobre el uso moderado de la fuerza”, indicó.

Morales Reyes detalló que ya se cuenta con seis millones 992 mil pesos, de un total de nueve millones 862 mil pesos que se tendrán en este año.

Destacó que las cámaras de solapa permiten supervisar el trabajo del elemento y darle certeza legal a las detenciones y al respeto a los derechos humanos de la persona.

Comentó que se tiene ya un área específica destinada a la revisión de las cámaras en donde no sólo se cargan, sino que se respaldan los videos y se revisan las intervenciones para saber si alguna estuvo mal aplicada y tomar las acciones correspondientes.

Detalló que cada lunes los encargados del área pasan el reporte y quienes no cumplan con los protocolos son llamados para seguir capacitando y si hubo algún exceso o algo fuera de ley aplicar las sanciones correspondientes.

Reconoció que también hay gente que llega y se queja, pero al momento de revisar se observa que no hay ninguna situación y quedan conformes con la atención que se les brinda.

Nora GabrielaLira/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO