De acuerdo con las investigaciones sobre el secuestro y asesinato de Norberto Ronquillo, joven de 22 años de la Universidad del Pedregal, los secuestradores abordaron al joven pocos minutos después de que éste saliera de las instalaciones de la universidad. Se sabe por las imágenes de las cámaras de la universidad y por la primera llamada que hicieran los secuestradores a un tío del joven.

Después de esa llamada, a la que en un principio no hicieron caso, los secuestradores lograron comunicarse con un familiar al que le pidieron 5 millones de pesos por Norberto. Los familiares, después de muchas negociaciones, lograron negociar la cantidad hasta 500 mil pesos. De acuerdo con expertos, esto es poco inusual en un secuestrador profesional, quien mantiene el monto de la extorsión hasta que quebrar a los familiares.

Otro detalle que se ha dado a conocer, es que, de acuerdo con las cámaras de vigilancia, a Norberto lo tuvieron escondido unas cuantas horas antes de matarlo en un lugar no muy lejano a la Universidad del Pedregal, en Tlalpan. Cabe señalar que en los alrededores de la universidad se hospedan muchos de los estudiantes de ésta. Como se ha informado oportunamente, los familiares de Norberto pagaron la cantidad de 500 mil pesos, pero a Norberto nunca lo regresaron vivo.

LBP Noticias