La ciudad y puerto de Veracruz parecía Palma de Mallorca con tanto ruso, polaco, francés, inglés, italiano, chino, japonés y uno que otro norteamericano perdido. Parecía París la ciudad de Xalapa, con tanto extranjero en las plazas, en los parques, en los cafés. Los pedidos de croissant, de comida thai, de “fish and chips” en los restaurantes no se daban abasto. El paseo de Los Lagos se convirtió, con la llegada de la Cuarta Transformación, en los lagos de Viena; las fuentes iluminadas del Dique, con danzas coreográficas, nos hacían sentir en Las Vegas. A qué se debió todo este auge turístico en Veracruz, a que la secretaria de Turismo, Xóchitl la bailadora Arbesú fue a España e hizo convenios para que los cruceros del Mediterráneo desviaran su rumbo miles de kilómetros para que hicieran puerto en Veracruz a conocer la jícama con chile y el agua de Jamaica. De acuerdo con Xóchitl Arbesú, el turismo internacional en Veracruz aumentó un 331 por ciento por ciento. Escuchó usted bien, las visitas de extranjeros a Veracruz no aumentaron un pinche 10 por ciento, ni un 15 por ciento. Si había que agarrar de tonto al gobernador, mejor poner 331 por ciento de aumento. De todos modos, así como con el tema de las cifras de las patrullas, se va a hacer bolas. De modo que si va usted a un restaurante de Veracruz, Córdoba, Orizaba, Tuxpan, Coatzacoalcos o Xalapa y no encuentra mesa porque el lugar está llenó de japoneses, o portugueses, no lo lamente, el turismo en Veracruz está en pleno auge.

Leslie Garibo, mentirosa, inepta o cómplice. ¿Cuál de las tres escoge usted?

Leslie Garibo tuvo un fin de semana y un lunes para investigar el posible nepotismo en el caso del gobernador de Veracruz. Por ahí se filtró el método de investigación que utilizó para llegar a su errónea conclusión. Al parecer sólo tomó dos copias de las credenciales de elector y al ver que los apellidos no coincidían, determinó que no había consanguineidad. Imposible que dos personas con apellidos distintos vinieran del mismo tronco. Pero en Libertad bajo Palabra le demostramos que sí se puede. Le demostramos que Cuitláhuac García y Eleazar Guerrero son primos hermanos porque su tronco común es la abuela Manuela Durán Guerrero. Manuela Durán tuvo dos hijos, Atanasio García Durán (padre de Cuitláhuac García) y Julio Guerrero Durán (padre de Eleazar Guerrero), quienes ante la ley son hermanos, no medios hermanos. Es por ello que a Leslie Garibo se le puede catalogar de las siguientes tres formas: Mentirosa sería si aun sabiendo que el gobernador Cuitláhuac García y Eleazar Guerrero son primos, ella se atreviera a decir lo contrario. Inepta si es que en realidad hizo una investigación que la condujo a un resultado erróneo. Cómplice sería si siguiera las instrucciones del gobernador de encubrirlo a él y a su primo. ¿Cuál de las tres escoge usted?

Leslie Garibo, taparle el ojo al macho; dice que otra vez va a investigar minuciosamente

Ahora resulta que la contralora sí va a iniciar una investigación minuciosa, no como la vez anterior, en la que sólo revisó los apellidos de dos credenciales de elector. Ahora sí, con las actas de nacimiento en las manos se va a dedicar a descubrir si las actas son verdaderas o falsas. Queremos decirle que, si quiere actas reales y verificadas, no copias, sino originales, esas las tenemos en Libertad bajo Palabra; hasta le podríamos decir el método que usamos para obtener esos documentos públicos. Sólo faltaría que la contralora dijera que las actas son falsas y que por lo mismo Cuitláhuac García y Eleazar Guerrero no son primos. En la primera investigación fallida, Lesli Garibo se llenó la boca citando a López Obrador: “No mentir, no robar, no traicionar”. La contralora Garibo falló al menos en dos de estas premisas: “Mintió y traiciono”. Mintió al asegurar categóricamente que no había consanguineidad; traicionó al pueblo de Veracruz al ponerse del lado de su patrón. Ahora sale a decir que teniendo las actas en las manos volverá a investigar. “Nada por encima de la ley”, señaló. Pero quien miente una vez, miente dos veces, y la señora Leslie Garibo estaría dispuesta a encubrir nuevamente a su jefe. Su presunta investigación sólo sería para taparle el ojo al macho.

Armando Ortiz aortiz52@nullhotmail.com