Por si Acaso

Por: Carlos Jesús Rodríguez

*Esposa de Marmiko culpa a Cisneros
*Gobiernos de 4T desprecian a medios

SIEMPRE HEMOS sostenido que la burla o escarnio contra los medios de comunicación, cuando proviene de un Gobernador o Presidente de la República en turno, abre la puerta de la ignominia para que colaboradores hagan lo propio o, en el peor de los casos, la delincuencia entienda que no hay protección ni respaldo de quienes gobiernan para con el gremio que sigue acumulando víctimas, y el ejemplo se vive en Veracruz y el País en general con 12 asesinatos en lo que va de la administración Federal, amenazas, desplazamiento obligado y agresiones físicas. Aquí, Cuitláhuac García Jiménez se ha mofado de los comunicadores con el afamado: “miren como tiemblo”, cuando estos le han preguntado en torno a la cuestionada “reserva de información” por cinco años en torno a la sospechosa adquisición de patrullas para la Secretaría de Seguridad Pública, evento al que no es ajeno uno de sus familiares incrustados en un importante puesto en Sefiplan. Y es que de acuerdo a un comunicador, las autoridades Estatales lo dejaron con dos palomitas azules en el WhatsApp, y no tuvieron ni la molestia o delicadeza de decirle que la información era reservada o que de plano no querían contarle. Simplemente no le respondieron, a lo que el mandatario en turno, burlón como suele ser, se dirigió al periodista y moviendo el cuerpo como si tuviera un calambre respondió: “¡Uy! Qué grave que no haya respondido”, esto mientras levantaba las manitas y movía los dedos intermitentemente. Días después, cuando los comunicadores cuestionaban al Secretario de Salud, Roberto Ramos Alor en torno a la compra sospechosa de medicamento a la empresa Abisalud propiedad del superdelegado de Jalisco, Carlos Lomelí, el iracundo funcionario respondió que “el pueblo necesitaba medicamentos, no había medicamentos y con toda la razón estaba la demanda popular; llegan los benditos medicamentos ¡ah! Y ahora, ¿dónde los compró?. Híjole, dirían por ahí (recriminando a los comunicadores)…Ningún chile les embona”, lo que le valió críticas no solo en el País sino en el ámbito internacional, pues el lenguaje usado demostró su escasa preparación académica. Los medios de comunicación, por lo tanto, no son gratos al actual Gobierno, a tal grado que algunos queda bien han filtrado al Gobernador que las críticas en su contra son porque algunos portales, incluido este, quieren contratos millonarios, cuando ni siquiera se ha dado una insinuación o acercamiento con su gobierno. Se trata de justificar la crítica ante la inoperatividad.

POR ELLO no extraña que este martes, el periodista Marcos Miranda Cogco, ex rey del carnaval jarocho -con el seudónimo de “Marmico”- haya sido “levantado” o secuestrado por desconocidos cuando pretendía llevar a su hijita al colegio. Al comunicador ya lo estaban esperando sus captores que, de acuerdo a la versión de vecinos, viajaban en dos camionetas. El comunicador ha sido crítico de este Gobierno (morenista), como lo fue, también, de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares ya que lo ligaban afectivamente con Javier Duarte de Ochoa. Quizá por ello, una vez enterado de los acontecimientos, el Gobernador escribió en su cuenta de Twitter: @CuitlahuacGJ: “No somos perversos, seguiremos respetando la libertad de expresión. Exigiremos se inicie una investigación contra quien amenazaba periodistas. Se acabaron las eras de “tolerar” grupos delictivos y secuestradores; como en Minatitlán, iremos por todos ellos a pesar del FGE”, y si es verdad lo que dice el mandatario Estatal, pues, debería iniciar la investigación con su secretario de Gobierno, Erick Patrocinio Cisneros Burgos que se ha distinguido, precisamente, por su animadversión a los medios.

VAMOS, DE acuerdo a la esposa del comunicador “levantado”, María del Pilar Gasca, “Marmiko” recibió amenazas hace un mes, y en ese tenor, responsabilizó al Gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, y al secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, pues indicó que hace un mes, su esposo había sido víctima de amenazas al pedirle una persona de parte de Patrocinio, “que hablara bien de él o ya sabía lo que le iba a pasar”. En ese sentido, sostiene la conyugue que Miranda Cogco siempre ha sido crítico del sistema y eso le ha traído muchos enemigos. “Hace como un mes llegó una persona de parte de Patrocinio a decir que se tenía que alinear que porque si no, no iba a haber “chayo” o que si no, ya sabía lo que le podía pasar (…), por eso le digo al Gobernador que haga su trabajo, que deje de hacerse ´guey´ y que se ponga a trabajar, que se ponga los pantalones, que encuentre a mi marido, lástima Margarito porque estamos de mal en peor”, enfatizó la atribulada mujer.

BASTE SABER que Veracruz sigue ocupando el primer lugar nacional en secuestros, y que en el primer cuatrimestre del año se contabilizaban 145 –según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad-, seguido del Estado de México con 70; Puebla con 40; Morelos con 32, Tamaulipas con 29 y la ciudad de México con 25, pero esas cifras son hasta el mes de Abril, por lo que actualmente el número de plagios es ya preocupante, a tal grado que habitantes de ciudad Mendoza amenazan con cerrar mañana la autopista Córdoba-Orizaba ya que en esa zona no pasa un día sin que ocurra un plagio, en tanto las autoridades guardan silencio, y el gobernador repite el mismo estribillo: acabaremos con la inseguridad. Pero lo de Marmiko no es un secuestro común, no al menos con fines lucrativos, pues es de todos conocido que no atravesaba por buen momento en lo económico.

COMO FUER, periodistas o reporteros –como guste llamarnos- deseamos que Marcos Miranda retorne vivo con los suyos, y que como dicen por allí, las cosas no pasen de un susto. Lo anhelamos, porque en estos Gobiernos Federal y Estatales no se respeta la libertad de expresión, y lo demuestran los 12 comunicadores asesinados en la corta administración de Andrés Manuel López Obrador, un presidente que ha impuesto calificativos peyorativos contra los medios llamándolos prensa “fifi”, por decir lo menos. La noche del marte, por ejemplo, en Huimanguillo, Tabasco –otro Estado gobernado por el Movimiento de Regeneración Nacional-, fue asesinada la periodista Norma Sarabia Garduza a las puertas de su domicilio. Dos hombres armados a bordo de una motocicleta le dispararon en varias ocasiones cuando intentaba ingresar a su domicilio. Norma Sarabia fue corresponsal de Tabasco Hoy por más de 15 años y realizaba trabajos para otros medios locales como El Sol del Sureste y el Diario Presente. Con ese crimen, no es secreto que de Diciembre de 2018 a Junio de 2019, los casos de asesinatos de periodistas, reporteros o comunicadores continúan y suman 13 con el de Norma. Deseamos que Marcos Miranda Cogco retorne con bien, y si los que Gobiernan no pueden, que renuncien. OPINA carjesus30@nullhotmail.com