Política al día Express

Por Atticuss y Francisco Licona 

 

VAYA QUE HA CAUSADO REVUELO EL TEMA del supuesto “nepotismo” en el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez. El caso más sonado había sido el de la Secretaria del Trabajo que con todos los agravantes fue cachada en la maroma al contratar a su hija. Desafortunadamente ese caso no prosperó y todo quedó en la separación del cargo de la hija y su posterior reubicación en otro sitio. Y decimos que “desafortunadamente” porque si Cuitláhuac hubiera ejecutado acciones legales, hubiera creado un excelente precedente. Ahora, quien está en el ojo del huracán es su supuesto familiar Eleazar Guerrero Pérez, quien aseguran es primo del Gobernador y quien aseguran también habría cometido nepotismo con algunos familiares colocándolos en puestos de primer nivel en otras dependencias. Sin embargo, y pese a que hoy mismo el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que serán las autoridades correspondientes quienes deben explicar esos presuntos casos de nepotismo, lo cierto es que el dichoso problema no pasa la prueba del ácido y con la ley en la mano Eleazar y Cuitláhuac deberían salir indemnes. Y es que el Gobernador y el Subsecretario de Administración y Finanzas, en realidad no son parientes. Ambos nacieron y crecieron en una vecindad en la calle Clavijero, allí se conocieron y desde entonces, por su cercana amistad, se han dicho “primos”, aunque no lo son. Por tanto, en la contratación de Eleazar el Gobernador no estaría cometiendo nepotismo. Por otro lado, el que existan parientes de Eleazar trabajando en el gobierno tendría sustancia si estuvieran en su misma dependencia o la contratación de ellos hubiera sido realizada por Eleazar mismo. Quienes los contrataron fueron los Secretarios de las otras dependencias. Claro, pudiera usted pensar que esos son tecnicismos con los que se le busca la vuelta a la Ley… pero son tecnicismos válidos que no actualizan el supuesto acto de corrupción. Así es la ley, ni hablar. En ninguno de los casos presentados hoy y ampliamente comentados existe un verdadero acto de nepotismo. Si por Ley fuera, no debería haber ninguna sanción ni problema alguno, aunque políticamente y para cuidar las formas, tal vez pudiera existir algún movimiento menor para darle gusto al pueblo.

SI LA COMPRA DE MEDICAMENTOS EN VERACRUZ NO ESTUVIERA CHUECA, Ramos Alor estaría tranquilo, pero no lo está. Después de seis meses la línea de los funcionarios públicos del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez ha sido una con respecto a los medios de comunicación: aunque no les guste lo que escriben, prefieren callar y aguantar vara. Sin embargo, algo turbio debe haber detrás de la compra de medicamentos realizado por Ramos Alor, de otra forma no lo hubieran sacado de sus casillas los cuestionamientos de los periodistas. Queda para el anecdotario la expresión del Dr. Roberto Ramos Alor cuando le dijo a los periodistas que “no les embona ningún chile”, quejándose porque cuando no hay medicinas los periodistas cuestionan por ellas y cuando las compran cuestionan cómo las compraron. E insistimos, podría quedar en el anecdotario la expresión, pero denota cosas más profundas, problemas de fondo. En primera instancia una falta de respeto a los periodistas; en segunda, un ataque a la libertad de expresión y prensa pues lo que dijo implica que él, funcionario público, pretende marcar línea de qué se debe o no se debe preguntar; pero sobre todo, que algo sucio, chueco y podrido debe existir en la compra de medicamentos pues de no ser así, sencillamente se darían las explicaciones correspondientes y tan tan. La compra de medicamentos ha estado empañada desde que se supo la millonaria adquisición que se le hizo al Superdelegado de Jalisco y que embarró hasta Veracruz. Todo lo sucio debería salir si la Contraloría hace una revisión exhaustiva e independiente (no como cuando el Secretario de la Función Pública “investigó” y exoneró a Peña Nieto con la Casita Blanca). Más allá de la chunga de que “ningún chile embona” algo muy sucio debe esconder Ramos Alor… y créalo, los acuciosos periodistas veracruzanos lo van a encontrar.

RENUNCIA FERNANDO KURI AL ISSSTE, parte de la cascada de bajas en las delegaciones federales. Como parte de la reconfiguración del control gubernamental que ordena la reformada Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y conforme al artículo Décimo Segundo de los Transitorios de las Reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal aprobada en el presente sexenio en el que se establece un término de 180 días para que se presente al Titular del Poder Ejecutivo las propuestas para mantener oficinas de representación o de necesidades derivadas del ejercicio de sus atribuciones, los titulares de las dependencia federales se han dado a la tarea de solicitar las renuncias de todos los delegados federales en los Estados. En esos términos y de manera escalonada hoy le tocó el turno a todos los 35 delegados federales del ISSSTE. Es por ello por lo que Fernando Kuri Kuri, que estuvo al mando de la delegación de esta dependencia en Veracruz presentó su renuncia al cargo luego de un buen trabajo al frente de la dependencia. En Veracruz se sabe que han procedido de la misma manera Alejandro Montano Guzmán en la delegación federal de Gobernación, Abraham Azuara Zapata en la SEP y otros tantos que de manera silenciosa dejaron de despachar en sus oficinas federales. Se sabe que la Oficina de la Presidencia a cargo de Alfonso Romo en breve presentará la evaluación y el proyecto de la reconfiguración del control gubernamental.

Está Usted informado.

www.politicaaldia.com, Facebook: Política al Día, @PoliticaalDia, politicaaldia@nullhotmail.com