En Morelia, por causa de las lluvias y tormentas eléctricas, murió un niño; el menor perdió la vida mientras se encontraba jugando en el patio de la escuela primaria Revolución, de la colonia San Juanito Itzícuaro, al ser alcanzado por un rayo. La Fiscalía General del Estado confirmó que este menor de siete años murió a causa de las lesiones que le provocó esta forma de energía radiante. Personal de esta estancia educativa solicitó el apoyo de una ambulancia, pero desafortunadamente llegaron a confirmar el deceso del menor Christian Alberto O. Este hecho desafortunado también les causó daños a otros dos niños que se encontraban jugando con Christian.

Testigos mencionan que esto sucedió cuando apenas empezaban a caer pequeñas gotas de lluvia, pero el servicio meteorológico ya había pronosticado esta tormenta eléctrica e incluso recomendaron a la población que nadie se acercara a ningún árbol y que, si era posible, permanecer en casa o resguardarse, aun si el clima se mantenía en seco. Este trágico hecho causó indignación entre padres de familia y gente de redes sociales, al culpar a dicha institución por no tomar las medidas adecuadas para proteger la integridad de los menores.

Ya que normalmente cuando el servicio meteorológico pronostica lluvias fuertes, frentes fríos, tormentas eléctricas o algún desastre natural, parte de dar ciertas indicaciones para permanecer a salvo, una de ellas es cancelar clases en cualquier escuela o institución educativa que se le parezca. Negligencia de las autoridades de esta institución o accidente, es lo que se investiga para determinar quién fue el mayor responsable de este hecho.

LBP Noticias