Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 

Al abominable hombre del peluquín rubio solo le bastó apuntar su misil hipersónico del 5% hacia México; y sin apretar el gatillo, obligó a sus habitantes a arriar el Lábaro Patrio de Palacio Nacional y ondear la bandera blanca pidiendo paz…

Y hay que entender que no había de otra, más que aceptar las condiciones del Abominable hombre del peluquín rubio.  O la bebes o la derramas, versión moderna de “copelas o cuello” versión que hiciera famosa el chino Shenli Ye Gon…

Pues a pesar de las advertencias de que no iba a cumplir el grabar los aranceles un 5%, los “negociadores”, hoy héroes de la Patria, cayeron en el juego del Abominable; y ni modo.  Falta saber qué va a pasar si se descubre que hubo arreglos bajo la mesa…

Pero eso de que Ebrard va a pedirle autorización a su jefe, el presidente, para hacer público el acuerdo firmado.  Cuando lo firmado afecta de alguna manera a todos los mexicanos, para bien o para mal…

Y es, o debería ser una obligación el darlo a conocer antes de firmarlo; no después.  Y luego a ver si lo autoriza el Presidente.  Eso es vergonzoso en una nación que se dice demócrata…

No obstante, si bien es cierto que “La paz más desventajosa es mejor que la guerra más justa”Erasmo de Rotterdam (1466 – 1536) la reciente humillación deja en claro varias cosas…

Una: la debilidad de la Patria y la oprobiosa dependencia de los EE.UU.  Pues aunque los expertos presuman que es una economía emergente; la realidad es que bien podría calificarse como una economía en estado de emergencia…

Economía que se pone de cabeza con la amenaza un arancel del 5%; cuando hay naciones con ciudadanos y gobiernos dignos que han soportado no solo el aumento de aranceles, sino bloqueos comerciales…

Y aún siguen de pié gracias al apoyo de sus Pueblos, dispuestos a sacrificarse por la Independencia de su Patria; y le responden de tu a tu a Washington afrontando las consecuencias…

No se andan quejando de que no hay cremas bronceadores ni pastas de dientes.  Lo de falta de alientos, ciertamente que no se ve en todos lados; hay videos que dicen todo lo contrario, y los opositores no se ven nada demacrados…

El caso, es que protagonizando lo más parecido a un bulling internacional, consciente de haber dado un golpe demoledor, el citado Abominable ya les tomó la medida a nuestros héroes negociadores, encabezados por el súper fifisazo de Marcelo Ebrard…

 

Y de nueva cuenta vuelve a enfocar su misil hipersónico del 5%; pero ahora poniéndole un dispositivo de tiempo que, como la Espada de Damocles, de ahora en adelante sacará para todo y por todo…

Solo queda esperar que, dentro del cambio de Era que ya estamos viviendo, también se contemple que el Abominable no se reelija.  Que la gente tome consciencia de que el individuo está mal de la cabeza…

Lo malo del caso es que la democracia en EE.UU. es una cosa rara que más bien parece a modo para manipularla.  Y la decisión de que se reelija o no, depende no de la votación de los ciudadanos, de por sí más que amañada; sino de que sea o no conveniente a los intereses económicos…

Y resulta que gran parte de los intereses yanquis está depositado en la guerra.  No en balde tienen el presupuesto más alto del mundo destinado a las armas…

Solo que su arma secreta del 5%, tan eficaz contra AMLO y su chiquillada política, no les funcionó con China, a pesar de que entre ellos las sanciones corren por el orden de miles de millones de dólares en ambos sentidos y superan con mucho el 5%. -sin soslayar el ataque directo a Huawei- pero los chinos han aguantado a pié firme y contraatacaron…

Por lo que el Abominable volvió a apuntar su misil hipersónico y se atrevió a amenazar que si el presidente chino Xi Jinping no iba a la reunión del G20 -como si el maestro pasara lista de  presente- aplicará más sanciones…

Se anticipa que será derrotado en sus guerras comerciales -cuando menos con China- y es muy probable que los oligarcas lo obliguen a dar marcha atrás…

Corea del Norte tuvo forma de contraatacar. A su vez amenazó a EE.UU. y el Abominable tuvo que recular.  Venezuela no tenía como responder a la directa intromisión y a las amenazas de invasión, pero el Pueblo también aguantó vara hasta que le llegó el apoyo de Rusia y China…

Nosotros no tenemos cómo defendernos.  La salvación de México, que es el campo, ya fue ignominiosamente entregado a los intereses yanquis, obligando mediante el nuevo Tratado a comprar sus productos…

Tal vez necesitamos que Rusia y China vengan a ayudarnos; aunque quizá un poco de dignidad y entrega a la Patria por parte de los ciudadanos, no nos caería nada mal.  Si dejáramos de comprar todos los productos yanquis, especialmente la Coca-Cola, calladamente les harían sentir que estamos unidos…

Pero como se apuntilla.  Se entiende que no había de otra sopa; lo que cae mal es que lo traten de aparentar como si hubiese sido un logro.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.