Al fin madres…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@gmail.com

 

Como por primera vez en la borrascosa historia de nuestra Patria -o lo que nos han dejado- vivimos una democracia.  Qué alguien explique cómo está eso de que dicen que ya le giraron orden de aprehensión al zar de la corrupción y a su H. familia…

Y al rato nos dicen que lo amparo la Justicia y que no puede ser detenido.  ¿De qué se trata?  Porque más bien se parece a aquel juego del “una dos tres por mi y por todos mis compañeros”…

 

Pero si así es el juego, no hace falta que abran carpetas y hagan investigaciones para saber quien es Carlos Romero Deschamps; y si merece o no ser sentado en el banquillo de los acusados…

Basta que lo proponga el Presidente a mano levantada, para que el líder petrolero sea puesto tras las rejas; pero separado del juez que lo amparó, para que lloren juntos su desgracia…

El juez debe hacer justicia; y no siempre la Justicia concuerda con las Leyes Independientemente de la vox pópuli es la voz de Dios; que es a lo que deben ajustarse las Leyes.  El Pueblo es el que hace las Leyes y el líder petrolero merece estar tras las rejas.  Lo demás sinceramente apesta.

Cambiando de tema…

 “Sí mi hijo es el Diablo, que de los cuernos me lo traigan”.  -Diablo lo pongo con mayúscula, porque como voy a ir a dar con El, más vale que me lo vaya haciendo mi cuate y hacerle saber que todo lo que he hecho, es porque dios así lo dispuso; yo soy más que inocente-…

Pero regresemos. Esta frase, la de que si su hijo fuera el Diablo… se la escuché decir a una madre cuyo hijo era homosexual.  Pero no es solo un caso, no es la única madre que así piensa…

En los desfiles que organizan quienes pertenecen a ese segmento social, muchas madres marchan con ellos y los defienden a ultranza; pero no va la totalidad de las madres; pues se enfrentan a la cruda realidad de que la mayoría no los acepta…

Cabe señalar que quienes exhiben su desviación, generalmente son acompañados por sus madres o hermanas; pero es raro ver que los padres los sigan…

Sin embargo, el mundo está tan de cabeza, que al rato van a salir algunos que se sientan orgullosos de tener tuberculosis, o alzheimer, o diabetes; y sin recato alguno salgan a las calles a desfilar para hacérselo saber a sus conciudadanos.  O también con SIDA…

Y seguramente encontraremos alguna madre que cargue un letrero que diga: Mi hijo es sidoso ¿Y qué?  Pero alguna vez se han preguntado lo que opinan los hermanos de los homosexuales; porque la opinión de los padres es más que sabida…

Tener un hijo homosexual que no pueda cumplir con el segundo mandato de la Madre Naturaleza, que es la conservación de la especie y; en particular, la de la estirpe familiar, no es como para sentirse orgulloso…

Y muchos son los padres que se han separado, o divorciado, para el caso es lo mismo, porque el padre no acepta que su hijo sea homosexual y se avergüenza de ello ante los amigos…

Y aunque quizá pueda haber un padre que se sienta orgulloso de que su hijo lo sea -en la vida hay de todo- es porque seguramente el padre está todavía más trastocado que el hijo…

Ya me imagino a un padre que les mande invitación a sus amigos para que vayan a la boda de su hijo, que se casa: con otro hombre.  ¡Y es la novia!  No reconocer lo sabido por todos es hipocresía; porque el hecho es contra natura y por eso se rechaza por instinto…

En el caso de las madres; su incondicional entrega las hace actuar de manera proteccionista; pero aún así es equívoca, pues en La Naturaleza las hembras rechazan al hijo anormal -aunque hay algunas que lo tiran a la basura-…

Solamente las espartanas tuvieron el valor, la integridad, la entereza, prestancia e inteligencia de seguir las Leyes de la vida, las Leyes de La Madre Tierra, donde solo sobrevive el más fuerte…

“Te ahorro dolor a ti y al Estado” eran más o menos las palabras que pronunciaban las madres espartanas que, teniendo un hijo que no podría valerse por sí mismo y servir al Estado, lo arrojaban al vacío desde La Piedra Tarpeya…

Lo que hace pensar que las madres que les siguen el rollo a sus hijos homosexuales genéricos y similares, puede tener un oculto sentido de culpabilidad, porque en el fondo, por instinto, saben que fallaron como madres…

Cuando menos según dictan las Leyes de La Naturaleza; donde la madres son las responsable de preparar a los hijos para la vida…

Si por ahí les han contado que su Dios habla; créanlo.  Solo que no es Dios, es Diosa.  La Madre Tierra, que no solo habla, grita por todos lados cuales son sus Leyes.  Donde quiera que se volteé está el ejemplo de la vida…

Pero la mayoría lo quiere encontrar fuera de Ella; y hasta se maravillan y festejan todo lo que vaya en su contra.  Vivimos en el caos que hemos propiciado y todavía les creen a aquellos que dicen que se pueden evitar las consecuencias…

Cuando nadie puede evitar las consecuencias.  Ni El Creador podría evitarlas sin violar la Ley del Equilibrio, llamada por los romanos la Ley del acto-reacto; pues todo se volvería un caos…

Además de que El Creador no puede violar sus propias Leyes.  Si no; de que clase de Creador estamos hablando.

Una más…

Como ya dejó a todos sus vasallos al cargo del polvorín que armó en Medio Oriente su yernito, donde las cosas se van a poner buenas, pues Irán le ha plantado cara al Abominable y advierte que controlará el estrecho de Ormuz…

Sin soslayar que China y Rusia han declarado que las sanciones de EE.UU. a quienes comercien con el petróleo de Irán, ellos no las acatan; y que seguirán comprando petróleo a la Antigua Persia…

De nueva cuenta el Abominable se enfoca contra Venezuela, en la creencia de que Rusia ya cumplió su objetivo y que se “retiró”.  Solo que no le han informado que dejó compromisos que van más allá de su presencia física…

Y por ello se atreve a ponerle un ultimátum a Maduro ¡para deje el poder!    Pero el Grupo de Lima denunció la presencia de grupos terroristas en Venezuela.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar