En los ultimos días el termómetro en Anchorage, Alaska, superó los 32 centígrados (90 grados Fahrenheit), lo que representa un récord de altas temperaturas en la fría región perteneciente a Estados Unidos.

La última vez que se habían registrado altas temperaturas en Alaska fue el 14 de junio de 1962, cuando el mercurio alcanzó los 85 grados Fahrenheit (29.4 centígrados).

Hay recordar que el estado de Alaska está ubicado al norte del continente, justo donde termina Canadá y muy cerca de Rusia -sólo las separa el Estrecho de Bering-.

Estas temperaturas excepcionalmente cálidas son causadas por una “vasta área de alta presión justo encima de nosotros”, dijo el meteorólogo Bill Ludwig, del NWS, al Anchorage Daily News.

 

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO