El alcalde de Cuauhtémoc, Carlos Tena Nevárez, se disfrazó de una persona invalida para ver con sus propios ojos el trato que da el personal del gobierno. La idea de Carlos era ver el trato que recibía la gente al solicitar ayuda en las diferentes oficinas de gobierno, la sorpresa para el alcalde de Cuauhtémoc fue grande, ya que como él cuenta, fue desilusionante el trato por parte de sus trabajadores para las personas que acuden diariamente a presidencia. Vale mencionar que, Carlos se dio cuenta que en las oficinas de gobierno no hay trato digno para la ciudadanía, ¿será así en oficinas de otros estados?

El alcalde, junto con otra persona, se infiltró en palacio y visitaron dos oficinas. Carlos llegó en silla de ruedan junto con su acompañante que lo empujaba; para no ser descubierto, Tena Nevárez no habló en el transcurso para no ser descubierto, sólo su acompañante hablaba; la primera parada fue en Desarrollo Social, área donde se supone debe brindar más apoyo a la gente, lugar donde Carlos fue ignorado, sólo una mujer de ahí le ofreció un yogurt.

El segundo lugar a hacer antesala fue a la planta alta del edificio, en el recibidor de su despacho, sitio donde de nueva cuenta fue ignorado. En ese momento Carlos se quitó el disfraz causando una cara desagradable para los trabajadores, el alcalde asegura que tomará cartas en el asunto para resolver esta problemática del maltrato a los ciudadanos.

LBP Noticias