ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

 

 

La oleada de cuestionamientos contra el gobierno federal que quiere contrarrestar el tsunami electoral de la elección de julio de 2018 llega a niveles absurdos, porque ahora resulta que los medios y una parte de la oposición se preocupa por la rendición de cuentas como una obsesión más que por la esencia del ejercicio del poder.

Para la oposición todo está mal, como si los diferentes gobiernos anteriores hubieran hecho mejor las cosas. Esto sería realmente intrascendente si no se estuviera creando el puente para que otros gobiernos intenten desgastar también al nuevo régimen encabezado por Andrés Manuel López Obrador; sin embargo, en realidad sorprende el contraste entre las críticas desmesuradas de la prensa nacional y el respeto de los medios de otros países, incluso con regímenes conservadores, no sólo respecto al Presidente, sus logros y el partido que lo llevó al poder.

Vienen de varios países para estudiar el fenómeno Morena y López Obrador, que en el mundo entero llama mucho la atención de especialistas, incluso desde países desarrollados para conocer el crecimiento de un movimiento que en cinco años se convirtió en el partido en el poder.

A nadie debe sorprender la atención y respeto con el que es tratado el nuevo régimen en el mundo; sin embargo, en México los medios muestran resentimiento y culpan al nuevo gobierno de haberles retirado un subsidio que no sólo es viciado sino injusto.

Porque se llega al extremo de pedir cuentas sobre el lugar donde vive el Presidente, quieren que se informe sobre un espacio que ya existía y que ahora es residencia del Presidente de la República.

Ante los buenos resultados quieren tergiversar de tal manera la realidad que quieren hacer de los aciertos, errores. Así, desde la perspectiva de algunos, cumplir con un compromiso internacional implica convertirse en un país sumiso. Lo peor es que esto lo señalan medios que antes nunca denunciaron la entrada de minas canadienses a territorio nacional sin ninguna restricción, tampoco denunciaron la autorización de la Presidencia de la República para que agencias de espionaje extranjera operaran en territorio mexicano.

En México se realiza una tarea con los migrantes igual a la que se realiza en el resto del mundo, independientemente de que haya vecindad con Estados Unidos, nuestro país prácticamente inaugura su frontera sur, la cual no existía en términos prácticos y mucho menos contaba con un esquema de trabajo manejado por el Instituto Nacional de Migración, que amplía ahora sus tareas y se incorpora al planeta en cuestión de atención a los extranjeros indocumentados.

Ante el trabajo de un registro ordenado de extranjeros provenientes del sur, hay una serie de medidas nuevas que no representan que el país se convierta en tercer país seguro, sino en un país que guarda y respeta la vida humana y la soberanía propia y de otras naciones.

Las actividades del gobierno en la frontera sur no están militarizadas, los miembros de la Guardia Nacional no impiden por la fuerza el ingreso de migrantes, contribuyen a su distribución entre los albergues y orientan acerca del registro que deben realizar, así como para que llenen los formatos de ingreso, según su plan de estancia en nuestro territorio.

Negar los logros, con mentiras, exigir transparencia hasta de la casa donde se vive, cuestionar sin argumentos y mostrar la víscera a la menor provocación, en nada contribuye a beneficiar al país, pero hay quienes consideran que desgastar al nuevo gobierno es su motivo para vivir, sin importar que en ello vaya el deterioro de México. PEGA Y CORRE. – La impunidad sigue imperando en el Poder Judicial toda vez que un tribunal federal determinó suspender la ejecución de la sentencia dictada al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa.  En el estira y afloja de amparos y suspensiones de sentencias, el delincuente, cuya culpabilidad está probada, puede salir de prisión aunque sea por unas horas, suficientes para convertirse, de nuevo, en prófugo de la justicia de manera definitiva… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

angelalvarop@nullhotmail.com