Nora GabrielaLira/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Un hospital del IMSS que no existe en realidad es el que quieren mostrarle al presidente Andrés Manuel López Obrador los directivos de esa institución, pues la atención que reciben quienes acuden por necesidad es “pésima”, sin medicamentos y sin equipo, “con gente que ingresa por su pie y sale muerta”, aseveraron pobladores de la cabecera municipal.

 

“Ahora que va a venir el Presidente pintaron el hospital pero no hay medicamentos, ahora dicen que hasta rentaron un ultrasonido por tres días para hacerle creer que sí hay cuando ni lo conocemos”, señalaron.

 

Los inconformes, quienes no descartaron que este domingo se dé una manifestación por esa causa, indicaron que quienes se están acercando hoy al hospital ven todo totalmente cambiando “y hasta los tratan de manera amable”.

 

Sin embargo, dijeron, la realidad es que en ese hospital no hay aparatos, medicamentos y doctores, porque la atención la dan pasantes.

 

Recordaron que el año pasado una persona murió en la puerta porque no la atendieron, ingresó el jueves 22 de agosto y a la una de la mañana falleció en la sala de espera y ese es normalmente el trato que reciben, porque llegan enfermos, algunos muy graves, y no se les da la atención oportuna.

 

“Hay gente que muere de manera rara y qué les pasó, quién sabe, pero se mueren mujeres, niños”, comentaron.

 

Respecto a los medicamentos indicaron que los pasantes les dan su receta y les dicen que compren la medicina afuera, “pero eso lo hace la gente que tiene dinero, y quien no tiene pues a veces van al DIF a ver si les ayudan con algo, pero si no, se regresan a su casa”.

 

Los sábados y domingos casi no hay atención, dijeron, solo de Urgencias, pero el servicio es muy limitado y cuando llega alguien, alguna embarazada, las mandan al albergue a dormir y al día siguiente, si ya iban en proceso de parte se agravan, abortan y muere el producto.

 

Agregaron que las clínicas están peor, pues los sábados y domingos no hay nadie.

 

“Pedimos la intervención de los diputados, del gobernador y el mismo Presidente, de nada sirve que pongan ahora el hospital bonito si no tiene servicios ni personal. La sierra es grande, es una zona indígena, marginada y de gente de muy escasos recursos, no hay empleos ni ingresos para la gente, por lo que se pide que al menos el hospital cuente con lo necesario”, expresaron.

 

Los inconformes dieron a conocer esta situación ya que creen que este domingo no se les permitirá acercarse, ya que les han estado diciendo que no recibirán peticiones, por lo que no descartaron manifestarse en espera de que les pongan atención.