Con 39 votos a favor y siete en contra, los diputados del Congreso local aprobaron el dictamen con proyecto de decreto por el que se declara, como medida preventiva, la suspensión provisional del Ayuntamiento de Mixtla de Altamirano.

Lo anterior en tanto se desarrolla el procedimiento de desaparición y el Congreso de Veracruz emita resolución definitiva. El documento tuvo el apoyo de las bancadas del PRI, Morena y “Del lado Correcto de la Historia”.

En contra solo votaron los siete diputados del Partido Acción Nacional, quienes acusaron que se violaron varios procedimientos e incluso la equidad de género.

El dictamen señala que se decidió desaparecer provisionalmente el ayuntamiento “para proteger los derechos fundamentales de los habitantes de Mixtla de Altamirano, particularmente para preservar el orden y paz públicos reconocidos por el Artículo 21 de la Constitución Federal”.

Luego del análisis de la solicitud enviada por el gobernador el pasado 21 de junio, los diputados dieron por válidos los argumentos sobe la existencia de ingobernabilidad, vacío de autoridad y pérdida del orden y la paz en esa demarcación.

De esta manera los legisladores aprobaron designar un Concejo Municipal integrado por Crispín Hernández Sánchez como presidente; Socorro Alba Sandoval Cuevas como vocal primera y Xicoténcatl Atlahua Temoxtle como vocal segunda, así como Lorenzo Tlehuactle Zopiyactle, Senorina Orea Méndez y Ángel Amador Cano como suplentes, respectivamente.

Cabe destacar que el Concejo se encargará de mantener el orden y la paz pública y atender los servicios públicos urgentes.

Lo anterior después de que en abril pasado fue asesinada la alcaldesa de ese municipio, Maricela Vallejo, junto con su esposo y chofer tras recibir varias amenazas de muerte, y pese a que fue designada su suplente, Margarita Montalvo Acahua, como alcaldesa.

“De las documentales que fueron aportadas ninguna hace presumir que los habitantes de Mixtla vivían en un ambiente de orden y paz pública. Para desviar la denuncia, el ayuntamiento ofreció como material probatorio documentales públicas consistentes en actas de sesión de Cabildo, informe de actividades de las unidades administrativas que conforma la estructura orgánica del ente municipal con los que pretende acreditar un funcionamiento correcto, pacífico y continuo; sin embargo no son idóneos, pertinentes y suficientes para desacreditar los elementos motivo de la denuncia por pérdida de paz y orden públicos”.

El dictamen indica que el ente municipal no aportó prueba alguna que haga suponer que en ese municipio existen condiciones de seguridad pública como base de la paz y orden públicos.

“Se corroboró en las documentales que hay una situación de ingobernabilidad ante la inexistencia de la seguridad pública provocada por el incorrecto actuar del cuerpo edilicio. Existe afectación a los intereses colectivos fundamentales, traducidos en una pérdida de orden y paz pública, hechos que no fueron controvertidos por el ayuntamiento”.

Además fueron presentados escritos de familiares de las víctimas de violencia grave, así como de agentes y subagentes municipales que manifestaron bajo protesta que en el municipio se ha perdido el orden y la paz públicos y que hay actos de corrupción cometidos por el síndico.

Durante el posicionamiento de partidos la diputada por Movimiento Ciudadano, Ivonne Trujillo, indicó que no se demostró plenamente la pérdida de la paz y el orden en el municipio.

Se quejó porque se nombró a un Concejo Municipal “a modo” sin que existan los antecedentes previos de que hayan llamado a los suplentes y no hubieran querido tomar el cargo o haber renunciado a él.

“No hay antecedentes previos de que exista renuncia o separación de ediles y que estas hayan sido declaradas procedentes por el Congreso. Nombraron un Concejo Municipal a modo, sin saber ni siquiera si las personas que se proponen cubren los requerimientos que exige el Artículo 115 fracción primera de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”.

En esto concordó la panista Judith Pineda, quien aseguró que los diputados violaron la paridad de género al nombrar al presidente del Concejo a un hombre en lugar de una mujer.

“Estamos cometiendo violencia de género porque en la iniciativa se pretende que el Concejo lo encabece un hombre y ese municipio lo ganó una mujer y le corresponde a una mujer, no hay paridad o ya no vamos a destacar como un Congreso de paridad, esta resolución se cae en tribunales, se van a exhibir y evidenciar nuevamente”.

Al defender el posicionamiento la diputada Florencia Martínez, del grupo mixto “Del Lado Correcto de la Historia”, aseguró que el dictamen tomó en cuenta todas las pruebas que presentaron las partes, tanto el Ejecutivo como el Cabildo, antes de tomar una decisión.

Por ello avaló el dictamen y señaló que no se pueden tolerar actos de corrupción con los recursos públicos y que con ello se manda un mensaje claro y contundente a los demás ayuntamientos a no consentir este tipo de prácticas.

“Aplaudo el compromiso que con esta determinación asumimos para con los habitantes del municipio de Mixtla de Altamirano, pues al final son los que se verán favorecidos por la decisión que se toma”.

También respaldaron el proyecto el legislador Amado Cruz Malpica y Jessica Ramírez Cisneros, ambos por Morena.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO