Un niño de un año murió tras ser atacado por un perro de la raza pitbull, en una vivienda ubicada en la colonia Mixcoac, alcaldía Iztapalapa. Familiares dieron aviso a la policía tras percatarse del cuerpo del menor, de nombre Dominc Enot ‘N’, tras el ataque del perro blanco con una mancha negra en el ojo, en la calle Mixtecas, manzana 30, en el lote 6, a la altura de Villa Franqueza. El perro estaba en uno de los cuartos de la vivienda sentado y presentaba manchas de sangre. Paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencia Médicas (ERUM) brindaron los primeros auxilios al menor, pero ya no presentaba signos vitales. Familiares de la víctima presentaron crisis nerviosa.

La zona fue asegurada hasta la llegada del personal de servicios periciales de la Procuraduría capitalina para iniciar la carpeta de investigación por homicidio culposo por otras causas, así como personal de la Brigada de Vigilancia Animal para hacerse cargo del perro. En redes sociales se han sumado los pésames a la familia del menor por esta trágica perdida. En el caso del dueño del perro se pide que es éste quien debe ser castigado, pues cuando una persona opta por tener una mascota, ésta debe ser totalmente responsable de la mascota.

Un perro de esta raza no es agresivo por naturaleza y en la mayoría se vuelven agresivos principalmente por que los adiestran para ello. Otros factores pueden ser la falta de convivencia con más gente que no sean los propietarios. La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, lamentó la muerte del menor y aseguró que el dueño del perro fue detenido y pidió a la Agencia de Atención Animal un informe sobre la pertinencia de ciertas razas de mascotas.

LBP Noticias